Lo ha vuelto a hacer. Kate Middleton ha vuelto a hablar de sus hijos en el último evento en el que ha participado. Antes de la llegada de la pandemia había ocasiones en las que los duques de Cambridge daban alguna pista sobre la forma de ser de George, Charlotte y Louis de Cambridge. Pero desde que comenzaron sus apariciones mediante videoconferencias durante la crisis sanitaria han mostrado su lado más natural y no han dudado en hablar de sus hijos cada vez que tienen oportunidad. Y ahora que ya acuden a actos de forma física, continúan haciéndolo. Kate lo hizo ayer en un acto organizado por la BBC. En esta ocasión el protagonista de sus palabras ha sido Louis, el pequeño de sus tres hijos.

Artículo relacionado

La mujer de Guillermo de Inglaterra se ha mostrado algo preocupada porque en las últimas semanas hay un problema al que se enfrentan casi a diario y que tiene a Louis como protagonista. Ahora que los pequeños ya pueden salir de casa, hay algo que al bisnieto de Isabel II le cuesta mucho comprender. Se trata de la distancia social. A Louis no le queda claro eso de que hay que mantener determinados metros de distancia entre unas personas y otras y esto es un problema porque… ¡Quiere abrazar a todo el mundo!

Louis de Cambridge

Entre risas, Kate contó ayer que "sus ganas de abrazar a todo el mundo están siendo un verdadero problema. Louis no entiende el distanciamiento social, sale de casa con ganas de abrazarlo todo y a todos, especialmente a cualquier bebé más pequeño que él". Con estas palabras la duquesa de Cambridge ha revelado que por mucho que ella y su marido le expliquen a su hijo que no puede acercarse a otras personas cuando salen de su casa de Anmer Hall para dar algún paseo, les está resultando muy complicado concienciarle.