Si hay algo que Isabel II nunca deja a la improvisación en cada una de sus apariciones es su estilismo. Aunque siempre viste de forma parecida, con sus trajes de chaqueta y falda en diferentes colores y sus ya tradicionales sombreros, todo está pensado hasta el más mínimo detalle. La reina de Inglaterra ha acudido a un acto en Norfolk y para la ocasión ha elegido un traje de un color azul más favorecedor. Pero más allá del color, ha habido algo de su estilismo que ha llamado mucho la atención y que tiene que ver con el príncipe Harry y Meghan Markle.

Artículo relacionado

Isabel II ha hecho un guiño a su nieto y a su mujer a través de uno de los accesorios que ha lucido. El broche que ha elegido para esta ocasión es de lo más significativo. Se trata de un complemento que le regaló el exgobernador de Canadá David Johnson. Es un broche en forma de estrella que tiene su inspiración en el ártico canadiense. Y lo que tiene que ver esto con los duques de Sussex es que Canadá es el lugar que han elegido para vivir tras tomar la decisión de retirarse de la familia real británica.

Isabel II

De esta forma la monarca británica vuelve a mostrar su apoyo a la decisión que han tomado su nieto y su mujer. Aunque en un principio a Isabel II no le hizo gracia la retirada de Harry y Meghan y todavía se está acostumbrando a su ausencia, en público siempre les ha mostrado su apoyo. Así lo hizo con el comunicado que hizo público tras la famosa reunión en Sandringham y ahora lo ha querido hacer de esta forma tan especial. Porque pese al cambio de vida de Harry, para ella sigue siendo uno de sus nietos favoritos.