La reunión en Sandringham ha terminado. Tras varias horas reunidos en el interior de la vivienda familiar, Isabel II y los príncipes Carlos, Guillermo y Harry han finalizado su debate sobre cómo iba a ser a partir de ahora la vida de los duques de Sussextras su decisión de retirarse de la vida pública. Tras una jornada complicada en la que había que analizar varios asuntos referentes tanto a la corona británica como a la situación familiar, Isabel II ha emitido un comunicado con el que ha querido dejar muy clara su postura ante este conflicto que afecta a su familia.

Artículo relacionado

La reina de Inglaterra ha sorprendido al mostrarse muy comprensiva con su nieto y la exactriz. Isabel II ha calificado la reunión de “constructiva”, dejando claro que se ha celebrado en un ambiente tranquilo y que en todo momento la intención ha sido acercar posturas. Además ha asegurado que toda la familia apoya a Harry y Meghan en su decisión. “Apoyamos completamente su deseo de crear una nueva vida como una familia joven”, ha escrito. Eso sí, también ha confesado que ella hubiera preferido que continuaran formando parte de la corona británica. “Hubiéramos preferido que continuaran como miembros de la familia real que trabajan a tiempo completo, pero entendemos su deseo de vivir una vida más independiente”.

Isabel II Harry Meghan

En cuanto al tema económico ha confirmado lo que Harry y Meghan ya dijeron el otro día sobre que no quieren depender de fondos públicos. Y sobre dónde van a vivir ahora, han acordado que pasarán temporadas en Canadá y temporadas en Reino Unido. En el comunicado la reina de Inglaterra ha dicho que en los próximos días se seguirán tomando decisiones sobre la nueva vida de los duques de Sussex, y ha reiterado que aunque ahora dejen de ser miembros de la realeza, continúan siendo una parte muy valiosa de la familia.