Si algo caracteriza a los años de reinado de Isabel II es que casi nunca ha faltado a sus compromisos oficiales. Es rara la vez que la reina de Inglaterra cancela su presencia en algún acto. A sus 93 años casi siempre demuestra que se encuentra en plenas facultades de continuar al frente de la corona y que goza de una salud envidiable. Por eso hoy ha sorprendido tanto que haya anulado uno de los compromisos profesionales al que lleva acudiendo más de setenta años.

Artículo relacionado

La soberana británica no ha estado en la reunión anual del Instituto de Mujeres de Sandringham. Desde 1943 Isabel II acude a esta cita con la que está tan comprometida por su apoyo a las mujeres. Pero hoy ha sido la gran ausente de esta reunión. Desde Buckingham Palace no han querido entrar en detalles de las razones por las que Isabel II ha decidido quedarse en casa. Pero por lo poco que han comentado todo apunta a que el motivo por el que no ha salido de su residencia oficial en el día de hoy es un fuerte resfriado.

Isabel II y Andrés de York

Aunque en principio se trata de una enfermedad muy común en esta época del año, la ausencia de Isabel II en este evento ha generado preocupación. A lo largo de su reinado las ocasiones en las que no ha cumplido con su agenda han sido muy pocas, de ahí que cada ausencia impacte tanto. Teniendo en cuenta que la abuela de los príncipes Guillermo y Harry de Inglaterra tiene 93 años es normal que haya ocasiones en las que opte por quedarse en casa para cuidar de su salud. La última vez que se pudo ver a la monarca británica en público fue el pasado fin de semana junto a su hijo el príncipe Andrés y tenía el buen aspecto de siempre.