Este 25 de diciembre se emitirá como cada año el tradicional discurso de Navidad protagonizado por la reina Isabel II desde uno de los salones del castillo de Windsor y ha sido la imagen de la soberana, vestida de azul, en su despacho la que ha desatado la polémica. En la instantánea, se puede observar como aparece acompañada de una serie de fotografías en las que llama la atención una clara ausencia de los duques de Sussex.

No ha faltado la imagen del príncipe Guillermo y Kate Middleton junto a sus tres hijos, una instantánea muy veraniega que se corresponde con la que los duques de Cambridge eligieron para su felicitación navideña. Al lado, otra del príncipe Carlos y Camila, además de una de su padre, Jorge VI, en blanco y negro y de fondo una cuarta imagen de su marido, el duque de Edimburgo, que afortunadamente ha recibido el alta para disfrutar de la Navidad con toda la familia.

Artículo relacionado

Reina Isabel II

Este gesto tiene un significado y es que las cosas no van del todo bien dentro de palacio. Harry y Meghan siguen de "descanso" en Canadá, donde pasarán la Navidad en compañía de la familia de ella y a juzgar por sus acciones les importa poco la opinión de la reina.

Se prevé que el tema principal de su discurso sea en torno a la unidad territorial a causa del Brexit. Eso sí, parece que no habrá mención alguna a ninguna de las polémicas que ha salpicado a la familia real en los últimos meses ya sea por la huida de los duques de Sussex con el pequeño Archie y las duras acusaciones al príncipe Andrés.