La Navidad está a la vuelta de la esquina y la infanta Cristina ya está organizando, como todo hijo de vecino, su agenda de las citas navideñas más importantes. Un timing que aún no puede concretar del todo y es que, a diferencia del año pasado, está a expensas de lo que ocurra con su marido, Iñaki Urdangarin, que cumple en prisión su condena de 5 años y 10 meses por el Caso Nóos.

Artículo relacionado

Todo ha cambiado después de que la Junta de Tratamiento del Centro Penitenciario de la cárcel de Brieva (Ávila) haya concedido al cuñado del rey Felipe VI su primer permiso ordinario de cuatro días en Navidad, una vez ha cumplido la cuarta parte de su condena, que es uno de los requisitos. Ahora será el juez de Vigilancia Penitenciaria 1 de Castilla y León quien tome la decisión definitiva, aunque nada parece indicar que estime lo contrario. Si Urdangarin sale de la cárcel podría pasar junto a su familia Nochebuena, algo que no ocurre desde las Navidades del 2017.

Urdangarin llega al Centro Don Orione feliz
Gtres

La infanta Cristina pasó el año pasado las peores Navidades de su vida. Se cumplían 6 meses del encierro de su marido y encontró refugio en sus padres, los reyes eméritos don Juan Carlos y doña Sofía, así como su hermana, la infanta Elena, en Zarzuela. No coincidió con su hermano Felipe ni con su cuñada la reina Letizia, con lo que la relación sigue siendo distante tras tantos años de polémicas.

Muy cerca de los Urdangarin

Lo que sí parece estar claro es que la esposa de Iñaki Urdangarin volverá a reunirse en estas fechas tan señaladas con su familia política. Cristina de Borbón cumplió con la tradición el año pasado y se comió las uvas en Nochevieja con los Urdangarin, con los que mantiene una estrecha relación. Precisamente sería en Vitoria donde toda la familia podría volver a reunirse en unos días aunque en esta ocasión, si sus deseos se cumplen, con la compañía de Iñaki, que en 2018 celebró fechas tan significativas en la más absoluta soledad y alejado de los suyos.