Con el permiso de la reina Isabel II y el príncipe Louis, Lilibet Diana se ha convertido en una de las grandes protagonistas del Jubileo de Platino. Pese a que Meghan Markle y el príncipe Harry han intentado mantener un perfil bajo y no han protagonizado ninguna aparición pública junto a sus hijos, la primera visita de la pequeña a Reino Unido ha provocado que la atención se centre en ella. Más si se tiene en cuenta que durante estos cuatro días en Londres la monarca por fin ha podido conocer a su bisnieta. Un encuentro para el que, eso sí, se fijaron algunas condiciones.

Artículo recomendado

Lilibet, hija de Meghan y Harry, agota el vestidito de 114 euros de moda española de su última foto

Lilibet, hija de Meghan y Harry, agota el vestidito de 114 euros de moda española de su última foto

Fue el pasado jueves, tras el desfile Trooping the Colour cuando Isabel II por fin pudo conocer a Lilibet Diana. Un encuentro familiar que la monarca intentó que se mantuviera en el ámbito privado. Así, la soberana prohibió a Meghan Markle y el príncipe Harry que difundieran ningún tipo de fotografía sobre este momento.

Lilibet Diana

Lilibet Diana en su cumpleaños.

Instagram @misanharriman

Según ha publicado ‘The Sun’, Meghan Markle y el príncipe Harry querían que un fotógrafo capturara el primer encuentro entre Lilibet Diana y la reina Isabel II, pero la monarca se negó en rotundo al argumentar que se trataba de un encuentro privado y como tal debía quedar. No obstante, desde el palacio de Buckingham también señalan que había preocupación por el hecho de que los duques de Sussex pudieran distribuir esta imagen a los medios de comunicación, por lo que se optó por no tomarla.

Artículo recomendado

La reina Isabel II reaparece por sorpresa arropada por toda su familia para cerrar los festejos por el Jubileo de Platino

La reina Isabel II reaparece por sorpresa arropada por toda su familia para cerrar los festejos por el Jubileo de Platino

Pese a la severa condición que puso Isabel II a Meghan Markle y el príncipe Harry, este encuentro privado fue de lo más especial para la soberana. Es más, aunque desde la casa real se limitaron a decir que se trataba de un encuentro privado y familiar, el diario ‘Daily Mail’ asegura que todos disfrutaron de lo lindo en una cita en la que la monarca también se pudo reunir con el pequeño Archie dos años después.