Nos tenemos que remontar dos décadas atrás para recordar uno de los noviazgos más sonados de don Felipe. Era un secreto a voces, sin embargo, se rompió sin hacerse oficial. A lo largo de todo este tiempo, la modelo noruega ha mantenido silencio. Hasta hoy.Eva Sannum ha concedido una entrevista al diario noruego Aftenpostes donde, por primera vez, habla abiertamente de su romance con el actual rey de España.

Artículo relacionado

Eva Sannum tira una lanza a favor de Meghan Markle y confiesa sentirse muy identificada con ella tras escuchar su devastador testimonio: "Venir de algo completamente diferente, formar parte de una familia tan especial. Como muchos han señalado, tal vez Enrique debería haberle informado sobre eso", manifiesta.

La modelo ha reconocido que tuvo ofertas millonarias para hablar de su relación con don Felipe pero siempre se negó: "Llevo muchos años evitando usar esta vieja historia. Puede parecer un poco arrogante, pero no quiero que nadie piense que hablo de mi pasado con la prensa y del príncipe, o que doy una entrevista porque echo de menos ser el centro de atención”, explicaba con suma naturalidad.

Eva Sannum
gtres

Sobre cómo se conocieron, relata que fue algo puramente casual: "Fue en 1996 cuando yo vivía en Madrid". Sobre la imagen que se filtró de ellos frente al Taj Majal (India) revela que fueron unas imágenes de su álbum privado: "Fueron robadas. Se sospechaba que muchos, incluida yo, las habían filtrado. La persona que las robó me escribió una carta muchos años después para aliviar su mala conciencia", contaba.

Respecto al motivo de la ruptura no ha querido dar más detalles al respecto pero si ha dejado claro que no se arrepiente de no haberse convertido en Reina de España: "La gente probablemente piensa que me perdí una vida con yates y champán. Pero no se dan cuenta de que es agotador. Es una vida llena de limitaciones", revelaba.

Sannum vive la actualidad en Oslo con su pareja, Torgeir Vierdal, y sus dos hijos de 10 y 13 años. Y si algo tiene claro Eva es que está "muy contenta de no haberme convertido en reina".