La familia real está viviendo tiempos complicados. La espantada del rey Juan Carlos ponía sobre las cuerdas el futuro institucional de Felipe VI y con él el de su hija Leonor. Pues bien, en esta ecuación repleta de nombres ha reaparecido una mujer que llevaba años olvidada: Eva Sannum.

Artículo relacionado

Han pasado 20 años desde que, si no llega a ser por la presión de la reina Sofía, la modelo noruega siete años más joven que él, se hubiera convertido en esposa del príncipe Felipe y, por tanto, futura reina de España. Fue en 2001 cuando salió a la luz este romance que ocupó los titulares de medio mundo. En aquel momento, Eva se vio sobrepasada por la presión mediática que quería saber todo de ella y de su romance con el heredero al trono español a quien llegó a acompañar a la boda del príncipe Haakon con Mette-Marit.

Con la ruptura, la joven quiso recuperar su anonimato aunque le fue imposible. Era conocida en todo el mundo y con don Felipe rehaciendo su vida amorosa con Letizia Ortiz, el día a día de Sannum también interesaba. Con el paso de los años ese interés descendió y, por fin, consiguió vivir alejada de los focos aunque se convirtió en un personaje de relevancia en su país natal.

Eva Sannum
gtres

A sus 46 años y madre de dos hijos, es una personalidad muy valorada como consultora y experta en comunicación y, tal y como publica Look, protagoniza un postcast semanal que le ha devuelto a la actualidad al tratar el tema del derecho a la intimidad de los famosos, sin duda, algo que ella ha sufrido en sus propias carnes. Se plantea si es o no ético utilizar el contenido que los rostros conocidos comparten en Facebook, una red social que ella no tiene. Su única red social es Twitter, donde únicamente comparte contenido profesional.

Eva ha seguido a rajatabla una promesa que se hizo a sí misma hace dos décadas y no era otra que dejar a un lado su vida personal, y en el caso de volver a ocupar titulares sería por sus éxitos profesionales.