¡La Casa Real de Inglaterra está de celebración! Eugenia de York yJack Brooksbank han confirmado el notición de la semana: están esperando su primer bebé en común que nacerá a principios del 2021.

Tras dos años de feliz matrimonio, la nieta de Isabel II ha desvelado el mejor secreto que tenía guardado. Aunque aún desconocen el sexo, ya son muchas las felicitaciones que han ido recibiendo a través de las redes sociales, como por ejemplo, la de Kate Middleton y el príncipe Guillermo... Pero la más especial, sin duda alguna, ha sido la de Sarah Ferguson. La esposa de Andrés, duque de York, no ha dudado en dedicarle unas bonitas palabras a su hija, vía Instagram, tras saber que próximamente se va a convertir en abuela.

Artículo relacionado

"Estoy muy emocionada por la noticia de Eugenia y Jack están esperando su primer hijo. Emocionada por ambos y porque con mis 60 años no puedo esperar a ser abuela. Darle la bienvenida a un nuevo bebé a la familia de York será un momento de profunda alegría", ha escrito Sarah junto a una imagen de lo más tierna de los futuros papás.

sarah ferguson embarazo eugenia de york reacción
Instagram

Los duques de Cambridge, por su parte, tampoco han dudado en reaccionar tras el bombazo informativo. Ambos se encuentran encantados con la noticia y entre los 'likes' que ha recibido el post de Eugenia y Jack se encuentra el de de la cuenta oficial de Kate y Guillermo (@kensingtonroyal). Enrique y Meghan Markle, duques de Sussex, han decidido optar por el silencio y no manifestarse, al menos, de manera pública.

Artículo relacionado

Distintas formas de anunciar un embarazo

Eugenia y Jack han revelado la noticia de una forma muy poco común entre la realeza: ¡a través de Instagram! Una manera muy poco convencional y que se aleja completamente de la de Kate y Meghan.

Los duques de Sussex anunciaron que esperaban su primer hijo, nada más y nada menos, que en la boda de Eugenia y Jack. Una metedura de pata que sentó muy mal a la familia de Sarah Ferguson. Sin embargo, los duques de Cambridge se vieron obligados a confesar sus tres embarazos semanas antes debido a la náuseas matutinas agudas que sufría Middleton.