Una de las cuestiones para las que aprovechan su popularidad los miembros de la familia real británicaes para dar visibilidad a causas sociales, a enfermedades, a organizaciones benéficas… Son varios los actos en los que participan y las fotografías que comparten para concienciar sobre temas que afectan a muchas personas y que ellos intentan visibilizar o normalizar. Una de las últimas en llevar a cabo un gesto de este tipo ha sido Eugenia de York. La hija de Sarah Ferguson y el duque de York ha sorprendido con una de sus últimas fotografías, en la que ha enseñado algo por lo que muchos le han aplaudido.

Artículo relacionado

La nieta de Isabel II ha dado buena muestra de su naturalidad y ha compartido una imagen en la que se puede ver la espectacular cicatriz que tiene en su espalda. Eugenia de York se sometió a los doce años a una operación por la escoliosis que sufría, una intervención que le dejó esta impresionante señal. Con motivo del día de la concienciación de la escoliosis, la prima de Guillermo y Harry de Inglaterra no ha dudado un publicar esta fotografía en su Instagram para mandar un mensaje de ánimo a quienes la sufren y para dar visibilidad a este problema. Además ha hecho un llamamiento para que todo el que cuente con una cicatriz como la de ella la comparta y no se avergüence.

Eugenia de York

Eugenia ha acompañado la fotografía de un poderoso mensaje. “Estemos orgullosos de nuestras cicatrices”, ha escrito. Porque como ella dice, las cicatrices forman parte de la historia de nuestra vida y no hay que rechazarlas. Aunque esta es la primera vez que Eugenia muestra su cicatriz de forma explícita, hubo un día muy importante en su vida en el que también la dejó al descubierto. El día de su boda llamó la atención que su cicatriz se podía ver debido al escote en forma de pico con el que su vestido contaba en la espalda. Una clara muestra de que lleva este tema con la mayor naturalidad.