Muy molesta. Así se ha mostrado la reina Isabel II con la decisión de su nieto Harry y Meghan Markle de apartarse de la vida pública. La pareja publicó el pasado miércoles 8 de enero un sorprendente comunicado en el que revelaban su intención de dejar su rol como miembros ‘senior’ de la Casa Real e independizarse económicamente en Norte América.

Una decisión que no ha sentado nada bien a la reina, quien a través de un comunicado ha mostrado su malestar y ha asegurado que las conversaciones están en una “etapa temprana”. “Entendemos su deseo de tomar un enfoque diferente pero estos son temas complicados y tomará su tiempo el organizarlos”, han asegurado desde el palacio de Buckingham.

Artículo relacionado

Las formas tampoco han gustado nada a la monarca, quien se enteró a través de la televisión. Tal y como ha publicado la ‘BBC’, la pareja no informó sobre su decisión a ningún miembro de la familia real, por lo que están “profundamente decepcionados”. Asimismo, otra fuente real ha asegurado que se muestran “conmocionados, tristes y totalmente furiosos” con Meghan y Harry.

Los duques de Sussex revelaron durante la tarde del pasado miércoles 8 de enero su intención de alejarse de la familia real y vivir en America del Norte. A través de un comunicado aseguraron, además, que quieren conseguir su independencia económica.

“After many months of reflection and internal discussions, we have chosen to make a transition this year in starting to carve out a progressive new role within this institution. We intend to step back as ‘senior’ members of the Royal Family and work to become financially independent, while continuing to fully support Her Majesty The Queen. It is with your encouragement, particularly over the last few years, that we feel prepared to make this adjustment. We now plan to balance our time between the United Kingdom and North America, continuing to honour our duty to The Queen, the Commonwealth, and our patronages. This geographic balance will enable us to raise our son with an appreciation for the royal tradition into which he was born, while also providing our family with the space to focus on the next chapter, including the launch of our new charitable entity. We look forward to sharing the full details of this exciting next step in due course, as we continue to collaborate with Her Majesty The Queen, The Prince of Wales, The Duke of Cambridge and all relevant parties. Until then, please accept our deepest thanks for your continued support.” - The Duke and Duchess of Sussex For more information, please visit sussexroyal.com (link in bio) Image © PA

Una publicación compartida de The Duke and Duchess of Sussex (@sussexroyal) el

“Después de muchos meses de reflexión y discusiones internas, hemos decidido hacer una transición este año y empezar a dar un paso atrás hacia un nuevo puesto en esta institución. Nuestra intención es dejar de ser miembros ‘senior’ de la Familia Real y trabajar para ser independientes financieramente mientras seguimos apoyando al completo a su Majestad la Reina”, comenzaba el comunicado que publicaron en Instagram.

“Planeamos equilibrar nuestro tiempo entre el Reino Unido y América del Norte y seguir cumpliendo con nuestros deberes respecto a la reina, la Commonwealth y las organizaciones de nuestro patronazgo. Este equilibro geográfico nos permitirá educar a nuestro hijo en el aprecio a la tradición real en la que nació, a la vez que aportará espacio a nuestra familia para enfocarnos en un nuevo capítulo”, han continuado.

Artículo relacionado

Horas antes de que lo hicieran público, los duques de Sussex visitaron la Alta Comisión de Canadá, en el centro de Londres, para agradecer al país su calidad durante las semanas de descanso que han pasado allí. Ahora todo apunta a que Meghan y Harry podrían fijar allí su residencia. Una decisión que ya ha comenzado a suscitar polémica incluso dentro de la propia familia real.