La familia real británica casi al completo acudía ayer a la tradicional misa de Navidad. Dos grandes ausencias marcaron esta jornada. Una fue la de Felipe de Edimburgo. Aunque recibió el alta y acudió a Sandringham para pasar la Nochebuena junto a su familia, el día 25 prefirió quedarse en casa para continuar con su recuperación. La otra fue la del príncipe Harry y Meghan Markle. Los duques de Sussex están pasando estos días en Canadá. Pero, ¿qué han estado haciendo mientras Isabel II y el resto de la familia acudía a misa?

Artículo relacionado

El lugar elegido por Harry y Meghan para pasar la Nochebuena ha sido Vancouver. Medios de comunicación de allí aseguran que se les ha visto por la isla y que se han mostrado muy relajados. Los duques de Sussex han dado la bienvenida a la Navidad junto al pequeño Archie y a Doria Ragland, la madre de Meghan. Y juntos están disfrutando de diferentes actividades. Una de las que más están practicando es el senderismo. El hermano de Guillermo de Inglaterra y su mujer encuentran así una de las mejores formas para desconectar. Otro de los deportes que están haciendo estos días es el running. De esta forma están aprovechando el tiempo libre de una forma muy saludable.

Harry y Meghan

Y además de sacar su lado más deportivo, los duques de Sussex también están disfrutando de la gastronomía canadiense. Lo están haciendo en algunos de los lugares más exclusivos de la zona. Para festejar la Navidad el matrimonio ha ido a comer a un restaurante con unas vistas al mar espectaculares. De esta forma Harry y Meghan están aprovechando al máximo sus últimos días en Canadá. Se marcharon a mediados de noviembre y está previsto que en cuanto empiece el nuevo año pongan rumbo a Londres para retomar sus compromisos profesionales y reunirse con Isabel II y su familia.