La Familia Real británica suele copar miles de titulares a nivel internacional, a veces por motivos nobles y otros tantos por los dramas y las tensiones que hay entre los diferentes miembros del clan Windsor. En esta ocasión, las alarmas han saltado con el lanzamiento del libro de Omid Scobie, el que fue biógrafo del príncipe Harry (38 años) y Meghan Markle (41 años), que tiene por título Endgame, que se podría traducir como "fin de la partida".

Artículo recomendado

Carlos III y Camilla se mudarán al palacio de Buckingham cuando finalice su millonaria reforma

Carlos III y Camilla

La editorial que publica el libro lo ha revelado que la trama principal de la historia es la "lucha por la supervivencia" de la monarquía en Inglaterra. Este relato verá la luz el 21 de noviembre de 2023 y para ello, el autor británico iraní ha tenido que hacer una profunda investigación acerca la casa real y sobre cuál será el futuro de los Windsor. 

Carlos III y Camilla
Gtres

La coronación de Carlos III obligó a retrasar el libro

En un principio se comentó que Endgame "levantaría el telón de una institución convulsa, exponiendo el caos, la disfunción familiar, la desconfianza y las prácticas draconianas que amenazan su propio futuro". Pero al anunciarse la coronación de Carlos III, se atrasó para que pudiera tener espacio en las páginas de este volumen. 

La editorial en su página web aporta esta información acerca del que se espera que sea, otro gran éxito del biógrafo de Harry y Meghan. " El 8 de septiembre de 2022, el mundo se detuvo al conocerse la noticia del fallecimiento de la reina Isabel II. Su muerte desmanteló el escudo protector que rodeaba a la familia más famosa del mundo e hizo resurgir una larga crisis de confianza en la monarquía británica". 

Continuaba con " Ahora, con una visión única y acceso profundo y revelaciones exclusivas, el periodista Omid Scobie abre el telón de una institución en crisis". Finaliza con una sentencia y una gran pregunta. "Es el fin de la monarquía. ¿Tienen lo que hay que tener para salvarla?"

La familia del rey Carlos III en una imagen de archivo juntos a los príncipes Guillermo y Harry sus mujeres, Kate Midlleton y Meghan Markle
GTRES

Un libro que quiere volver a sacar los trapos sucios de la Familia Windsor

La renuncia de los duques de Sussex ha seguir formando parte de los miembros activos de la Familia Real británica supuso un antes y un después en la institución británica. A partir de ese momento, comenzaron a conceder algunas entrevistas que desvelaban algunos de los motivos que les habían obligado a tomar esa decisión. 

En las primeras explicaciones, se dio a entender que había cierta incomodidad y algunas tensiones entre la familia del príncipe Harry. Pero no fue hasta que murió la reina Isabel II y a los pocos meses se emitió el documental de los duques de Sussex en Netflix cuando comenzó a aumentar de manera exponencial la tensión entre los Windosr y los Sussex. A pesar de ese creciente malestar, éste se fue incrementando cuando a mediados de enero se publicó Spare, las memorias del hijo de Carlos III. 

Este sí que ha supuesto un gran punto de inflexión para las dos partes. El royal exiliado quería contar en primera persona los diferentes acontecimientos que han sido relevantes a lo largo de su vida, entre los que se incluye la muerte de su madre, Lady Di, la relación con la prensa, su consumo de drogas y cómo ha sido su vida a la sombra de su hermano, el príncipe Guillermo. 

Harry, no duda en opinar libremente sobre la relación de su padre con Camilla Parker y la respuesta que le dan los dos hijos del soberano cuando Carlos III les comenta que se va a casar con ella. La visión que aporta acerca de la esposa de su padre, la deja en muy mal lugar, de la misma manera, que no habla con cariño de la que es su cuñada, Kate Middleton. 

Aunque uno de los episodios que más ampollas ha levantado fue cuando contó el violento incidente con su hermano Guillermo, en el que éste le provocaba, lo tiraba al suelo y quería que Harry le agrediese. Todos estos relatos han tenido graves consecuencias para los duques de Sussex, como ha sido la expulsión de Harry y Meghan de Frogmore Cottage. 

Esta finca, que fue un regalo de Isabel II,  les ha sido arrebatada por parte de Carlos III, despojándolos así de una residencia oficial para cuando la pareja y sus hijos quiera volver a Reino Unido.