Comienza a ser costumbre entre la realeza europea protagonizar diferentes episodios solidarios y comprometidos con el medioambiente, así como mostrar su apoyo en la lucha contra el cambio climático y con el objetivo de conseguir un planeta mucho más sostenible.

Artículo relacionado

Y ha sido precisamente aprovechando el marco incomparable de la Cumbre del Clima, un acontecimiento único que ha reunido hasta hoy viernes 13 de diciembre en Madrid a mandatarios de muchos países con el objetivo de fijar unas medidas efectivas para salvar el planeta, cuando varios monarcas y príncipes han querido sumarse de manera más activa a las diferentes causas.

Además de Alberto de Mónaco que, como presidente de Because The Ocean, es uno de los royals europeos más comprometidos con la causa, Carlos Gustavo y Silvia de Suecia también aprovecharon su visita de estado a India para colaborar en las tareas de limpieza de una de sus playas. Equipados con guantes de goma, se pudo ver hace unos días a los monarcas recogiendo residuos plásticos.

Beatriz de Holanda
Instagram koninklijkhuis

Pues bien, es el turno de Beatriz de Holanda. Durante un viaje realizado al Caribe -concretamente en las islas de Saba y San Eustaquio-, la que fue reina de los holandeses entre 1980 y 2013, año de su abdicación, tiene previsto cumplir con varios actos relacionados con la conservación de la naturaleza y las cooperativas sociales.

Una vez ha aterrizado, la soberana ha tenido una reunión con pescadores locales de la zona, con quienes ha charlado sobre pesca sostenible, una de las cuestiones analizada en la Cumbre del Clima. Posteriormente, la madre de Guillermo de Holanda ha mantenido un encuentro con mujeres artesanas que trabajan el popular encaje de Saba, un trabajo que requiere de mucha destreza con la aguja. En este punto ha podido ser testigo de una demostración del arte tradicional de las bobinas. Para finalizar la jornada, ha realizado una visita al Jardín Botánico.

Beatriz de Holanda
Instagram koninklijkhuis

Hoy viernes, la royal viajaba a la isla de San Eustaquio, donde continuará con este tour eco, una iniciativa más protagonizada por un miembro de la realeza europea. Ya en la navidad de 2011 la suegra de la reina Máxima centró su discurso navideño en la sostenibilidad del planeta y se mostró muy preocupada por la distribución de la riqueza y los excesos con los recursos naturales. Fue entonces cuando animó a los ciudadanos de su país a ahorrar en el consumo de la electricidad y el agua y a luchar en favor de la naturaleza y el medioambiente, reclamando a su vez a los empresarios que tomaran medidas para contribuir a una producción más responsable.

Reina Sofía
Gtres

Esta iniciativa nos recuerda mucho a la quela reina Sofíaprotagonizó hace poco más de un año en Menorca, atendiendo la campaña Basuraleza. La madre del rey Felipe realizó una larga caminata con una bolsa de basura que fue llenando con diferentes desperdicios que encontraba a su paso.

Otros miembros de la realeza que se han sumado a diferentes causas son Carlos de Inglaterra, los duques de Cambridge, Esmeralda de Bélgica, los duques de Sussex, Pierre Casiraghi, Victoria de Suecia, Máxima de Holanda, Federico y Mary de Dinamarca, o Haakon y Mette-Marit de Noruega.