Miriam Ungría hacía frente el pasado 14 de octubre a la pérdida de uno de los pilares fundamentales de su vida. Su madre, Carmen López Oleada fallecía a los 92 años de edad. Un duro momento con el que ha contado con el apoyo incondicional de muchos amigos. Todos ellos acudieron al funeral que tuvo lugar en la iglesia de los Jerónimos de Madrid el pasado martes 29 de octubre.

A pesar de la gran cantidad de personas que acudieron, en el último adiós a la madre de Miriam Ungría hubo una gran ausencia: la de los reyes. Ni don Felipe ni doña Letizia acudieron a una cita en la que, en cambio, sí estuvo la infanta Elena. Visiblemente afectada, la hija del Rey Juan Carlos comparte desde hace años una bonita amistad con Ungría.

Infanta Elena

Los reyes Felipe VI y Letizia sí que acompañaron hace cuatro años a Miriam Ungría durante el funeral de su marido, Kardam de Bulgaria, quien murió en el año 2015 a causa de una infección pulmonar, relacionada con la parálisis que sufría tras el grave accidente de tráfico que tuvo en 2008.

Sin embargo, no es extrañar la ausencia de los Reyes. Tanto don Felipe como doña Letizia han despejado sus agendas oficiales para poder celebrar el cumpleaños de su hija Leonor, que el próximo jueves 31 de octubre soplará 14 velas. Para esta jornada, ninguno de los miembros de la familia real tiene previsto acudir a algún acto.

Artículo relacionado

En concreto, don Felipe tiene su último acto oficial este en Lanzarote, a donde viajará para inaugurar la exposición conmemorativa del centenario del nacimiento de César Manrique. Por su parte, doña Letizia ha participado a las 12:00 horas en la entrega de la tercera edición de International Friendship Award, que ha tenido lugar en Madrid.