Ha sido durante la celebración de los premios Princesa Grace que cada año se entregan en Nueva York cuando un familiar inesperado de la mismísima Grcace Kelly ha salido en defensa deCharlene de Mónaco. La princesa se ve muchas veces envuelta en polémicas y rumores debido a sus ausencias en actos oficiales.

Artículo relacionado

Durante este evento, al que el príncipe Alberto acudió acompañado de Jazmin Grace, su hija extramatrimonial, y de su novio, Ian Mellencamp, por lo que Charlene volvió a convertirse en la gran ausente, los royals se encontraron con Christopher Le Vine, sobrino de Grace Kelly, único hijo de su hermana menor, Lizanne Kelly.

Fue él quien habló claramente sobre la Familia Real monegasca para el medio Bunte, asegurando que Charlene "lo está haciendo muy bien", considerando que la exnadadora no se equivoca al intentar ser ella misma sin necesidad de esconderse bajo el paraguas de la familia Grimaldi. De esta forma, puede sentirse más libre para defender sus propias causas y creando su propio legado.

En cuanto a sus primos Carolina, Alberto y Estefanía, no faltaron halagos también para ellos. "Es maravilloso todo lo que están haciendo y lo maravillosamente bien que se llevan", asegurando que "Grace estaría increíblemente orgullosa. Su carisma no se puede expresar con palabras. Admiro las cualidades que hicieron de su imagen, clase y humildad todo lo que hoy vive".

Es de agradecer que entre los cientos de tumores y conjeturas que se hablan de la princesa de Mónaco, alguien de la familia Grimaldi le eche un cable. De nuevo, su ausencia en el evento ha dejado muchas incógnitas sin resolver, comenzando por un posible embarazo.