Cada año es más complicado verlos juntos en los actos públicos o compromisos del Principado, y por este motivo sus posados se convierten en todo un análisis para los medios de comunicación. Sin embargo, en esta ocasión algo ha cambiado entre ellos.

Artículo relacionado

Alberto de Mónaco aparecía este martes -tras haber anunciado el desconfinamiento del Principado- para presidir la inauguración de un nuevo casino en Montecarlo, una cita a la que ha acudido gran parte del clan Grimaldi. Además de por su hermana, la princesa Estefanía, el soberano ha estado acompañado por algunos de sus sobrinos: Pierre Casiraghi; Andrea Casiraghi y su mujer Tatiana Santo Domingo; Louis Ducruet, que acudía con su esposa Marie; Camille Gottlieb y Pauline Ducruet.

Alberto y Charlene de Mónaco
Gtres

Pero no cabe duda de que la compañía más esperada -y sorprendente- ha sido la de su mujer, Charlene, quien no acostumbra a acudir a este tipo de actos y, este martes, no se ha soltado del brazo del príncipe Alberto.

Tal y como ella misma indicaba nada más contraer matrimonio con el soberano, "no sería una una princesa al uso", atendiendo una agenda muy escueta y saltándose algunas de las grandes citas de la Casa Real de Mónaco, como es el caso del tradicional Gran Baile de la Rosa, la imponente gala anual que celebran los Grimaldi para dar la bienvenida a la primavera y que este año ha sido cancelada con motivo de la crisis sanitaria.

Aprovechando la cita que han compartido, Charlene ha tenido otro gesto insólito e irreconocible en ella: publicar en su perfil de redes sociales una imagen junto a su marido. En las pocas fotografías que comparte, sus hijos y el hermano de Carolina de Mónaco suelen ser protagonistas, pero se trata de la primera instantánea en la que ambos son protagonistas.

Anterior a esta imagen, la sudafricana compartía un vídeo el pasado 12 de abril felicitando el Día de Pascua en compañía de su esposo y dos de sus mascotas. Se trata de las dos únicas publicaciones en las que se puede ver a ambos royals juntos, desde que en noviembre de 2017 Charlene inauguraba su cuenta de Instagram.

Alberto y Charlene de Mónaco
Gtres

A pesar de mostrarse con mascarillas y gafas de sol, tanto Alberto como Charlene parecen sonrientes y orgullosos del lema con el que están animando a los monegascos a recuperarse de la crisis sanitaria mundial: "We are strong together", rezaba la princesa bajo su fotografía.

Cabe recordar que el Principado ha sido uno de los primeros países de Europa que salía del confinamiento. Fue el pasado 4 de mayo cuando el príncipe Alberto pronunciaba un discurso haciendo un llamamiento a la cautela y comunicando la obligatoriedad del uso de mascarillas en los espacios públicos. Además de bajarse el sueldo en un 40% para ayudar a la economía de Mónaco, el soberano anunciaba el reparto de mascarillas -producidas en la ciudad-estado- para todos los ciudadanos.