La Casa Real de Mónaco está celebración. Este sábado 25 de enero, la princesa Charlenecumple 42 años y como siempre desde su llegada al Principado lo festejará en la más estricta intimidad junto a familiares y amigos más cercanos.

Muy activa en redes sociales, la mujer de Alberto de Mónaco ha querido compartir con todos sus seguidores la que ha sido, sin ninguna duda, la felicitación más especial. Sus hijos, Jacques y Gabriella, muy animados se han colocado los complementos típicos de una fiesta de cumpleaños y no han dudado en cantarle a su "mami" el tradicional 'Cumpleaños feliz'.

Artículo relacionado

En el vídeo se puede ver como la pequeña princesa tiene un carácter mucho más extrovertido que su hermano. Disfrazada con un vestido de 'princesa Disney' ha sido ella quien ha llevado la voz cantante. Aunque siempre se la ha definido como 'La princesa triste', la llegada de los mellizos a su vida hace cinco años fue un gran motivo para volver a sonreír.

🎉🎈🎊

Una publicación compartida de HSH Princess Charlene (@hshprincesscharlene) el

Quizás su cumpleaños sea un punto de inflexión ya que el 2019 ha sido un año especialmente complicado para ella. Consciente de que no ofrece lo que se esperaba de ella, fue la propia Charlène quien quiso explicó los motivos de su tristeza en una sincera entrevista a una publicación sudafricana. "La gente dice muy rápido: 'Oh, ¿por qué ella no sonríe en las fotos?'. Bueno, a veces es difícil sonreír".

Hay que recordar en en menos de diez días perdió a dos buenos amigos además de que su padre, Michael Wittstock, tuvo varios problemas de salud por los que tuvo que ser operado. Sea como fuere esperemos que todo esto forme parte del pasado y se enfrente a este 2020 con ganas de sonreír.