Tal día como hoy, 22 de junio, hace justo un año, Belén Esteban y Miguel Marcos se daban el 'sí, quiero' rodeado de sus amigos y familiares. Una celebración de la que la princesa del pueblo no cambiaría ni una coma, ni un gesto, ni un recuerdo, tal como ha contado a María Patiño. Belén Esteban ha hecho balance no solo del enlace, sino de un año lleno de cambios, y cuya recta final ha venido marcada por su vuelta a la televisión 103 días después de aislarse para protegerse de contagios y, sobre todo, por el anuncio de su gran amiga Mila Ximénez de que padece cáncer de pulmón.

Artículo relacionado

"¡Ya un año! ¡Cómo pasa el tiempo!", expresaba con sorpresa y felicidad. Belén ha contado que no ha podido todavía celebrarlo, ya que ambos van a pasar este sábado trabajando. Todo apunta a que los planes especiales de pareja (que los habrá) van a tener que esperar un poquito. Pero esta no es razón suficiente para no recordar con cariño aquel 22 de junio. "Quiero muchísimo a mi marido. La boda es de las cosas más importantes que he hecho en mi vida y lo celebraría igual, sin cambiar nada".

Artículo relacionado

Para Belén Esteban es un día muy especial no solo por su aniversario de boda. La colaboradora televisiva se encerraba en casa días antes de que se decretara el estado de alarma, ya que por su diabetes pertenece a grupo de altísimo riesgo. Este sábado vuelve a los platós y lo hace por todo lo alto, en 'Sábado Deluxe'. Allí hablará de cómo ve y ha vivido la enfermedad contra la que lucha su gran amiga Mila, una cuestión que la emociona mucho. "Para sus amigos, que somos nosotros, ha sido un palo", admitía en la puerta de su casa.

Este primer año ha sido feliz, en balance, feliz para Belén Esteban quien, pocos días antes de que se decretara el estado de alarma, entraba por primera vez a la casa que le ganaba a Toño Sanchís tras pujar en subasta pública por ella. Asimismo, recibió un duro golpe cuando su exmarido, Fran Álvarez, era hallado muerto en su hogar a principios de febrero.

Socialité