103 días habrán pasado desde la última vez que Belén Esteban pisó un plató. El pasado 10 de marzo, tomaba una firme decisión tras decretarse el estado de alarma sanitaria: encerrarse en casa y ausentarse de su puesto de trabajo en ‘Sálvame’ y ‘Sábado Deluxe’ como medida de prevención. "Por un lado, tengo un problema de diabetes, por tanto soy de alto riesgo, y, por otro, mi marido es técnico sanitario. Son dos factores importantes", explicó la tertuliana televisiva en su programa vía telefónica.

Artículo relacionado

Tras hablar con los directores de 'Sálvame' y 'Sábado Deluxe', Belén entendía que lo más sensato era confinarse. Algunos de sus compañeros, como Lydia Lozano, Mila Ximénez y Kiko Hernández, también se apartaron del programa debido a la crisis. Pero mientras todos ellos fueron volviendo poco a poco, tres meses después, Belén Esteban todavía no daba el paso de regresar a la tele.

Ahora que la epidemia ha sido prácticamente controlada en España, y a punto de comenzar la llamada ‘nueva normalidad’, Belén Esteban ha decidido que es momento de volver a los platós. Será este sábado 20 de junio y lo hará a lo grande, en ‘Sábado Deluxe’. Allí Belén Esteban, que se ha convertido en uno de los apoyos más importantes de Mila Ximénez desde que se le diagnosticó el cáncer de pulmón, se reencontrará con sus compañeros, a los que ha echado mucho de menos.

Ha estado muy presente en ‘Sálvame’

Aunque Belén Esteban dejó de acudir al plató de ‘Sálvame’ el pasado marzo, no dejó de intervenir en el programa. Los responsables del formato tiraron de ingenio y se inventaron una nueva sección en la que la tertuliana televisiva cocinaba desde su casa. Belén Esteban intervenía en ‘Sálvame’ a través de videollamada y cocinaba ante la audiencia platos apetitosos y sencillos, conquistando a la audiencia con su habitual naturalidad y espontaneidad.

Belén Esteban

Además, Belén también ha participado desde casa en el exitoso nuevo programa de Telecinco, ‘La última cena’, en el que los colaboradores de ‘Sálvame’ degustan los platos que cocinan dos de sus compañeros. La tertuliana televisiva degustaba los platos que le hacían llegar a casa y, a través de videollamada, participaba en el programa como una más, dando su opinión sobre el menú.