Belén Esteban ha estado en boca de todos los últimos días tras el encontronazo que protagonizó con Jorge Javier Vázquez en 'Sábado Deluxe'. Pero al margen de ese enfrentamiento, la colaboradora ha cumplido uno de sus grandes deseos durante los tres meses de confinamientos: reencontrarse con su madre tras más de 100 días separadas un día después de celebrar su primer aniversario de boda con Miguel Marcos.

Artículo relacionado

“Que tenga fuerza, que cuando nos veamos nos vamos a abrazar y a besar y que los hijos estamos siempre con ella. Mamá, dentro de poco nos vamos a ver, te quiero mucho”, con estas palabras Belén le enviaba toda la fuerza a su madre desde la distancia. Unas palabras que se hacían realidad este martes.

Carmen Menéndez, con su mascarilla de rigor y un estilismo muy veraniego en color fucsia, llegaba desde Benidorm (Alicante) esta misma mañana a la casa que Belén comparte con su marido en Paracuellos del Jarama. Saltándose las recomendaciones sanitarias por la emoción del momento, ambas se fundían en un emotivo abrazo a las puertas del domicilio de la colaboradora. "Mi madre", escribía junto a una emotiva fotografía que ha compartido a través de Instagram.

Belén Esteban y su madre

La propia Belén reconocía recientemente que lo que peor había llevado del confinamiento había sido estar lejos de su progenitora ya que Carmen, de 76 años, se encontraba viviendo sola en Benidorm: "Mi madre está sola pero va mi hermano Juan a llevarle comida", declaraba hace unos meses visiblemente afectada por la situación. Y es que ella misma aseguró que aunque le había propuesto trasladarse a Madrid ella prefirió quedarse en la localidad costera: "Pensaba que sería poco tiempo pero al final...", sentenciaba haciendo referencia a los tres largos meses de confinamiento que hemos vivido en España.