La Semana Santa está siendo rara para todo el mundo. Mientras Pablo Motos, Laura Llopis, Nuria Roca y Juan del Val se han marcado un planazo en un exclusivo restaurante de Madrid para disfrutar de los festivos, Belén Esteban también se ha puesto manos a la obra para relajarse en estas mini-vacaciones después de unas semanas intensas de trabajo debido a la mediática reaparición de Rocío Carrasco con su documental Rocío: contar la verdad para seguir viva. La colaboradora de Sálvame se encuentra confinada perimetralmente en Paracuellos del Jarama por la incidencia de los contagios por la Covid-19 pero eso no ha impedido que Belén se venga abajo lo más mínimo. ¿Quién ha dicho que los planes caseros son aburridos? ¡Te contamos a qué ha dedicado su tiempo libre!

Artículo relacionado

Belén Esteban acaba de reformar el jardín de su casa y, ahora con la llegada de la primavera, quiere aprovechar al máximo cada segundo en este espacio al aire libre que se ha convertido en el rincón favorito de su hogar... Pero, de manera inesperada, la tertuliana ha compartido una imagen muy poco habitual, ya que ha dado a su perfil de Instagram un toque más profesional gracias a las marcas con las que colabora de manera habitual.

La ganadora de Gran Hermano VIP 3 ha sido captada en un momento de intimidad en la zona chill out de su jardín mientras cosía el botón de una camisa a la vieja usanza, con hilo y aguja. Belén ha mostrado públicamente su lado más natural, con gafas, sin una pizca de maquillaje y su pelo sin alisar, algo con lo que se encuentra verdaderamente a gusto: "Tiempo entre costuras", ha escrito junto a la fotografía que ya ha superado los 36.000 'likes'.

belén esteban

Belén Esteban, confinada en Paracuellos del Jarama, disfruta del tiempo libre en su hogar.

Instagram @belenestebanmenendez

Artículo relacionado

Compañeros y amigos de programa no han tardado en reaccionar. Mientras María Patiño se ha quedado embobada y le ha dedicado emoticonos de caras con corazones, Omar Suárez no se lo ha pensado y le ha gastado una broma: "Te voy a llevar unas camisas sin botones a ver si me ayudas", le ha dedicado el colaborador de Lecturas entre risas.

A pesar de que no ha podido viajar por las medidas sanitarias, Belén está feliz y tranquila de poder pasar más tiempo junto a su marido, Miguel Marcos, y su hija, Andrea.