Eterna Mila' ha sido el programa especial conducido por Jorge Javier Vázquez que le ha dedicado a la querida Mila Ximénez. Nuestra colaboradora de 'Lecturas' nos ha dejado a todos en shock tras su muerte, este 23 de junio a los 69 años a consecuencia de un cáncer. Con más tiempo y tragadas las primeras lágrimas del impacto por su pérdida, Belén Esteban, María Patiño, Kiko Hernández y el resto de sus compañeros de 'Sálvame' han dedicado toda una tarde en llorarla, pero sobre todo en recordarla y reconocer todo lo que hizo tras una vida entregada al entretenimiento. La de San Blas, justa y generosa, ha querido poner en valor el gran apoyo que supuso para Mila Ximénez la compañía, el consejo y el cariño con el que la arropó Terelu Camposdurante este año de duro tratamiento contra el cáncer.

Artículo relacionado

Belén Esteban y María Patiño han contado con mucho respeto las sesiones de quimioterapia a las que acompañaron a Mila. "La última vez que la vi fue hace un mes, su hija venía aquí cada dos por tres, pero había cosas que tenía que hacer seguidas y la acompañábamos, nos turnábamos, y yo me quedo con eso...", ha desvelado. Además de ellas dos, también han estado al pie del cañón Belén Rodríguez y Terelu Campos, "entre nosotras hablábamos mucho, pero es que además estábamos con la doctora, es que Mila era como nuestra familia...", afirmaba con convicción y sin poder ocultar la emoción.

Aunque aseguraba sentirse serena, las lágrimas empezaban a brotar por sus ojos al reconocer lo importante que ha sido Terelu este año tan difícil para Mila: "Y tengo que nombrarla porque si no no sería justa, y es Terelu, porque se ha portado, de verdad...". La emoción cortaba las palabras de Belén.

Artículo relacionado

María Patiño ha continuado el hilo que había empezado su amiga y contaba su experiencia, también superada por el dolor. "Al principio de cuando le comunican la enfermedad, yo no la afronté con valor y surgió aquí la conversación con ella, y a partir de ahí me comprometí de la manera que yo puedo comprometerme", explicaba la presentadora de 'Socialité', "y entonces yo recuerdo la primera quimio a la que la acompañé. Llevaba todo el set, ponía la radio, llevaba un libro, sacaba mi agenda, y Mila se sentaba con su iPad, y hacía el candy crush". La sonrisa volvía a asomar a sus labios mientras recordaba, "ella no soltaba.,.. de reojo me miraba. (...) Descubrí que, al lado del hospital, había un supermercado donde había una zona de producto dietéticos, y para chincharla, me escapaba cuando le estaban dando el chute, y le traía todo de yogures de proteínas... Me montaba un pollo...".

Están siendo días de emociones intensas, el gran esfuerzo por seguir adelante y rendir homenaje a Mila Ximénez ha hecho reaccionar a su hija, Alba Santana, que ha llamado emocionada al programa para agradecerles el gesto. Sus palabras han acabado por quebrarles un poco más, pero se han reconfortado en directo con los recuerdos compartidos con su querida amiga y compañera.