Este miércoles 23 de junio, muchos despedimos a Mila Ximénez. El shock de su muerte nos ha dejado un enorme vacío, pero la oleada de amor que ha habido en las reacciones que ha producido su fallecimiento, nos ha recordado que lo tenía todo para hacer historia, para marcarnos a todos como lo ha hecho y para convertirse en un recuerdo eterno. Es tanto así, que ha conseguido después de irse de paralizar un país y cambiar el orden marcado por la Eurocopa. El equipo de 'Sálvame', su programa, allí donde durante tantos años ha sido feliz y ha brillado con luz propia tenía claro que hoy es el día de rendirle un homenaje a su medida. En la intimidad de su plató, Jorge Javier Vázquez y el resto de colaboradores ha llorado su pérdida y ha compartido experiencias tan conmovedoras como la que ha contado Belén Esteban.

Artículo relacionado

En círculo, sin poder contener las lágrimas, se han reunido todos en el plató del programa donde tan feliz fue Mila. "Llevábamos días esperando, pero cuando llega es duro", a Belén se le ha hecho un mundo estar esta tarde en 'Sálvame', pero ha sido una llamada de Jorge Javier la que la ha hecho reaccionar: "No pensaba venir aquí, Jorge, pero me has llamado por teléfono y, como a María, he venido por lo que me has dicho: ella querría que estuviéramos hoy aquí".

Belén Esteban

Belén Esteban recuerda con cariño a su amiga Mila Ximénez

Telecinco

"A mí me las ha montado gordas, pero me quedo con la otra Mila. He pasado muy buenos momentos y me ha hecho pasar muy malos momentos también, pero yo y todos mis compañeros, y todos los que estamos en 'Sálvame' la vamos a echar mucho de menos", pronunciaba haciendo grandes esfuerzos por no romper a llorar.

Artículo relacionado

Mila, en palabras de Belén, ha vuelto a arrancar las carcajadas de sus compañeros, cuando ha contado la auténtica pasión que sentía por su amigo Jorge Javier. "Ella era muy insegura, era muy celosona, a ti te adoraba y cuando tenías temporadas buenas conmigo me hacía la cruz y no venía a La Muralla', ¿verdad María?". El presentador soltaba una risotada y sus compañeros le seguían, porque reconocían totalmente en esta anécdota a la Mila más entrañable. "Es que tu eras Dios, no se te podía tocar. Cuando estabas bien conmigo, a María cambien se las ha montado por ti". Como ha dicho Jorge, "me parece Mila que es para estar muy contenta allí donde estés", por todo el cariño, el amor con el que la han arropado y la han querido más allá de la vida.