"¡Ay, Mila! ¿Sabes que no estoy triste? Hija mía, tanto tiempo esperando este momento y ahora no estoy triste, para que tú veas cómo son los cosas. Triste llevaba hace ya algún tiempo. Cuando empecé a darme cuenta de que te ibas a marchar, échale unos cuantos meses atrás. Antes de estar triste estuve cabreado. Incluso contigo, te lo confieso. Porque para mí jamás has sido una señora que me llevara casi veinte años, sino que eras una compañera de vida de mi misma edad. No, tampoco era eso. Rectifico. Tiene más que ver con que en nuestra relación no existía la edad porque disfrutábamos de muchas cosas en común".

Así comienza el emotivo blog de Jorge Javier Váquez en el que homenajea a Mila Ximénez, su gran compañera de vida. Puedes leerlo al completo en la revista Lecturas que estará a la venta el 24 de junio.

Portada Mila Ximénez