Iker Casillas está pasando el confinamiento junto a Sara Carbonero y sus hijos Martín y Lucas en su casa de Oporto. Para pasar estos días lo mejor posible, la familia hace actividades tanto juntos como por separado. En las últimas semanas hemos visto cómo los juegos con sus hijos, hacer algunas de las recetas más exitosas de la cuarentena o la lecturas son algunos de los planes del matrimonio formado por el futbolista y la periodista en su residencia portuguesa. Pero además de disfrutar los unos de los otros, también aprovechan el tiempo libre para hacer videollamadas con las personas más especiales de su vida.

Artículo relacionado

El futbolista ha hecho un planazo de amigos quedando con ellos para cenar de forma virtual. Iker ha compartido con sus seguidores en Instagram este momento tan divertido con el que ha recargado pilas, ya que el hecho de ver a sus amigos aunque sea mediante una pantalla le ha alegrado mucho el día. Cuenta que sus amigos y él, en casa “avisamos a la hora de cenar que nuestros amigos han marcado cita para hoy en este confinamiento tan estresante”. Y en ese momento ha relatado que él pone rumbo al comedor, coge la tablet, se pone los auriculares y… ¡Comienza la videollamada! Entre vinos, “como si sales de copas”, el jugador pasa un rato que le hace “sentir bien”.

Iker Casillas

En la imagen que ha compartido Iker de la videollamada se puede comprobar otra de las cosas que el marido de Sara Carbonero ha hecho durante los últimos días.Iker aparece arriba a la izquierda y en la imagen se observa el resultado de su nuevo corte de pelo. Hace unos días el jugador compartió una imagen en la que aparecía con la cabeza rapada. Algunas fotografías de su juventud, imágenes inspiradoras y fotos en las que aparece con gente importante para él como familiares y amigos son otras de las publicaciones que Casillas está haciendo en redes sociales estos días.