La vida se paraba para Iker Casillas el pasado 1 de mayo. El portero sufrió un infarto de miocardio durante un entrenamiento por el que tuvo que ser operado rápidamente en el hospital São João de Oporto. Un duro momento del que todavía hoy se continúa recuperando y por el que tuvo que colgar las botas durante unos meses.

Artículo relacionado

Cuando salió del hospital hace ya unos meses, Iker Casillas agradeció su trabajo a los médicos que le salvaron la vida. Algo que ha vuelto a hacer ahora. Este miércoles 8 de enero el guardameta ha dado un discurso en el acto de bienvenida para los nuevos doctores residentes del hospital en el hospital en el que él fue atendido.

Iker Casillas Sara Carbonero

Allí, Iker Casillas ha querido tener unas bonitas palabras con todos ellos. “Lo difícil no es jugar ante 70.000 u 80.000 personas. Lo difícil es operar a alguien que ha sufrido un ataque al corazón. Es lidiar con la enorme responsabilidad de cuidar a los demás”, afirmó el portero ante los nuevos médicos del centro.

“Este es un momento importante para vosotros. Aprenderéis mucho y los médicos con más experiencia os enseñarán el mejor camino hacia esta brillante profesión”, continuó el guardameta español, quien con sus palabras quiso dejar claro lo mucho que valora a los médicos.

Dejan atrás un año complicado

Iker Casillas y Sara Carbonero han vuelto a Oporto tras pasar las fiestas navideñas con sus familiares. La pareja ha puesto fin a un año muy complicado en el que tuvieron que vivir el infarto de miocardio de futbolista. Posteriormente, a la periodista le detectaron un tumor maligno de ovario por el que tuvo que ser operada de urgencia.

Artículo relacionado

Poco a poco parece que las cosas vuelven a su cauce. Mientras que el futbolista volvió a calzarse las botas aunque no fuera de manera profesional, la periodista ya ha concluido con éxito el tratamiento de quimioterapia.