Aunque hace más de cinco meses que Anna Ferrer decidió pasar por quirófano para borrar uno de sus mayores complejos: "No tenía una nariz que llamara la atención pero a mí, estéticamente, no me gustaba", confesaba con naturalidad. ¡Dicho y hecho! La hija de Paz Padilla ha sufrido un cambio notable en su rostro pero natural tal y como era su deseo.

Artículo recomendado

Anna Ferrer se adelanta al verano con el bikini de cuadros más bonito de la temporada

Anna Ferrer se adelanta al verano con el bikini de cuadros más bonito de la temporada

Sin embargo, son muchos los que no han visto con buenos ojos el cambio estético de Anna Ferrer y no han dudado en hacérselo llegar. El estado de su nariz es casi el definitivo y eso le ha llevado a aclarar qué es lo que realmente piensa de su nueva imagen. La influencer, de 25 años, ha disfrutado de una escapada a Valencia y elegía las últimas fotografías que se había hecho para disipar cualquier tipo de duda referente a su operación.

"A las que me preguntáis si estoy contenta con mi nariz: Si mucho, mucho!!", exclamaba. Su emoción es tal que se ve ideal "desde cualquier ángulo". Eso sí, Anna ha querido aclarar que su decisión no va implícita a su estado de ánimo: "Si no me hubiera operado, sería igual de feliz".

Anna Ferrer

Anna Ferrer habla de su operación de nariz

Instagram @annafpadilla

A pesar de lo contenta que está con el resultado, al menos por el momento no plantea volver a pasar por quirófano aunque es fiel defensora de la cirugía estética y de todas aquellas personas que con mesura quieran mejorar algo de su aspecto físico.

A pesar de su reciente ruptura con Iván Martín, Anna no puede ocultar que está en un gran momento profesional y personal. La influencer ha llevado su marca No, ni, na por toda España y no puede estar más feliz con la acogida. Si tiene que definir cómo se siente no tiene duda "feliz y agradecida".