Tras más de una semana de convalecencia, Anna Ferrer se ha enfrentado al espejo para ver el resultado final de su reciente operación de nariz. Después de mucho pensarlo, la hija de Paz Padilla entraba al quirófano para eliminar uno de sus mayores complejos. El objetivo de este retoque estético no era otro que "poner recto el tabique y afinar la punta", tal y como ella misma ha contado públicamente.

Artículo recomendado

Anna Ferrer reinventa la manicura de uñas cortas favorita de las influencers

Anna Ferrer reinventa la manicura de uñas cortas favorita de las influencers

La joven influencer no ha dudado en reconocer que tenía pánico a la operación por lo que suponía una anestesia general pero afortunadamente todo salió a las mil maravillas. Ahora, nueve días después, Anna ha querido compartir con sus fans cómo fue el momento en el que le quitaron la férula y pudo ver el resultado de la cirugía. Un cambio notable pero natural tal y como era su deseo.

Visiblemente nerviosa, la hija de Paz Padilla, de 24 años. ha reconocido que le daba miedo mirarse por no reconocerse: "Estoy tan feliz con el resultado... Creo que la nariz ha quedado preciosa, muy acorde a mi cara ¡Qué fuerte! Me sorprende lo "yo" que me veo, nada cambiada", exclamaba sin poder dejar de mirarse aunque revelaba a sus seguidores que todavía tendrá que bajar la hinchazón mucho más. ¡Dale al PLAY y no te pierdas la transformación!

Anna Ferrer nariz

Anna Ferrer comparte el antes y después de su nariz

Instagram @annafpadilla

A partir de ahora, Anna podrá llevar una vida normal. Durante los próximos días tendrá que usar unas tiritas para favorecer a la cicatrización pero no puede estar más contenta y feliz con su decisión. ¿Será este el comienzo de una amable relación con la cirugía estética? Solo el tiempo lo dirá...