Anabel Pantoja ha dado la bienvenida a sus 35 años con la mejor de las actitudes y en medio de la guerra mediática que ha terminado dividiendo a su familia. La colaboradora de Sálvame ha recibido multitud de muestras de cariño y felicitaciones en este día tan especial. Omar Sánchez se ha volcado en su chica y ha desembolsado una cantidad ingente de dinero en todos y cada uno de los regalos. Su tía, Isabel Pantoja también ha querido brindarle sus mejores deseos a través de una llamada telefónica e, incluso, Irene Rosales se ha manifestado a través de redes sociales para dedicarle un mensaje con el que entierra el hacha de guerra. Kiko Rivera, por su parte, no ha abierto la boca y ha avivado la polémica con su prima asegurando que se ha quitado un gran peso de encima tras dejar de hablarse con ella. El distanciamiento es real y aunque ha intentado estar feliz, Anabel se ha derrumbado en pleno directo ante la posibilidad de que el Dj se ponga en contacto con ella después de que la organización del programa le haya dicho que SÍ han hablado con él.

Artículo recomendado

Omar Sánchez: "Anabel está muy dolida con su primo Kiko Rivera"

Omar Sánchez: "Anabel está muy dolida con su primo Kiko Rivera"

"No puedo borrar de mi mente a mi primo pero si me ponéis algo de él, yo me voy de plató", ha soltado a bocajarro Anabel Pantoja. Pero la realidad, es que Kiko Rivera no ha hecho el amago de hablar con su prima, un hecho que les aleja aún más si cabe.

Esta situación, le duele en lo más profundo del alma. Anabel Pantoja y Kiko Rivera han sido uña y carne desde que eran pequeños pero desde que el exconcursante de Gran Hermano DÚOiniciase un escándalo con Isabel Pantoja por la herencia de Paquirri, nada ha vuelto a ser lo mismo.

anabel pantoja

Anabel Pantoja se viene abajo en 'Sálvame' por Kiko Rivera.

Telecinco

Artículo recomendado

El inesperado gesto de Isabel Pantoja con Kiko Rivera e Irene Rosales que hace pensar en reconciliación

El inesperado gesto de Isabel Pantoja con Kiko Rivera e Irene Rosales que hace pensar en reconciliación

Anabel ha intentado no mojarse, en la medida de lo posible, y su falta de interés ha terminado provocando en Kiko una gran desilusión y por lo que que ha roto lazos por completo: "Tú por mí antes dabas la vida y ahora ya no la das. Yo te entiendo en tu posición, pero me duele. Yo todavía no me he sentado contigo tal y como estamos los dos a contarte qué es lo que me pasa. Pero hermana, tú no lo quieres escuchar. ¿Qué hago yo?", le ha reprochado Kiko.