Anabel Pantoja está destrozada. La polémica de Cuba está afectando mucho a la prima de Kiko Rivera, que decidió entrar telefónicamente a 'Sálvame', a pesar de estar en vacaciones y de que ya lo hizo a través de Instagram, para aclarar cómo se siente y sobre todo pedir perdón.

Artículo relacionado

La sobrina de Isabel Pantoja compartió varios stories, durante las vacaciones con su novio en Cuba, en los que aparecía regalando gafas de sol y labiales a niñas sin recursos de La Habana Vieja, y la polémica estalló. Anabel fue acusada de hacer contenido promocionado (ya que etiquetó a las marcas de los objetos en los vídeos) aprovechándose de la situación y con menores de por medio. Una bomba en las redes sociales en las que se ha dicho de todo de la colaboradora de 'Sálvame'.

Anabel borró los stories y pidió perdón: “No quería dañar la moral de cada ser humano que me está criticando", dijo afectada, y añadió: "Me acusan de querer comercializar con menores de por medio y nunca haría nada que hiciera daño a un menor, adoro a los niños”.

Pero no contenta con ello, Anabel Pantoja ha querido explicarse en 'Sálvame', y lo ha hecho rota: "Pido disculpas y perdón a toda la gente que le he podido hacer daño, no era mi intención", empezaba Anabel, que reconoce a veces ser "cortita" y hacer las cosas movida por el corazón sin pensar en las consecuencias. "Tuve esa torpeza, luego recapacité", ha dicho sobrecogida.

Anabel, que ha contado que el primero en llamarla fue su primo Kiko, ha sido alabada por sus compañeros ante este gesto de pedir disculpas públicamente: "Es de valientes pedir perdón", le ha dicho Kiko Hernández, que por otro lado le ha recomendado olvidarse del móvil durante sus vacaciones. "Estás enganchada, deja el puñetero móvil. Las redes sociales son trabajo y ahora estás de vacaciones, no lo captures todo", ha relatado el presentador de 'Sálvame'.

"Mi primo Kiko me dijo "prima, esto tienes que arreglarlo. No sabía que se había liado tanto", contó Anabel, que terminó su intervención rota en llanto: "Las marcas perjudicadas no tienen nada que ver ni yo he cobrado. Y sobre todo que quede claro que adoro a los niños y a las personas mayores, jamás haría nada en contra de ellos. Esto no volverá a ocurrir jamás".