Hoy, miércoles 23 de junio, nada les puede consolar. El fallecimiento de Mila Ximénez deja completamente rotos a un nutrido grupo de amigos íntimos para los que la colaboradora era esencial. Son los mismos que, a lo largo de estos 12 meses de enfermedad no la dejaron sola en ningún momento, que le tendieron la mano y no se la soltaron. Esos con los que compartió lágrimas, promesas y risas. Esos para los que hoy la vida deja de ser lo que era con ella.

Artículo recomendado

Fallece Mila Ximénez, a los 69 años tras anunciar, el pasado junio, que padecía cáncer

Fallece Mila Ximénez, a los 69 años tras anunciar, el pasado junio, que padecía cáncer

Jorge Javier Vázquez, uno de los más cercanos y cómplices de Mila Ximénez, compartió con la periodista infinidad de anécdotas y viajes. El presentador, el pasado año, tuvo que enfrentarse a la complicadísima situación de dar la noticia de la enfermad de su gran amiga. El de Badalona, al que pocas veces hemos visto emocionarse en televisión, no pudo contener las lágrimas al escuchar cómo su compañera de tantas aventuras desvelaba la enfermedad que le acababan de diagnosticar. Tras esa conexión telefónica, vinieron infinidad de llamadas, en las que él le hacía ver lo arropada que estaba y le insuflaba valentía cuando las fuerzas flaqueaban.

Apoyo, comprensión y empatía le brindó Terelu desde el primer momento. La malagueña entendía a la perfección por lo que pasaba su compañera de tantas tardes, por eso fue una de sus consejeras preferidas en estos meses de lucha y de no rendirse jamás. En su primer post como bloguera para Lecturas, la hija de María Teresa Campos le dedicaba unas preciosas palabras de aliento, además de reconocimiento a Alba, el motor que siempre movió su vida.

belen Rodríguez mila Ximenez

Mila Ximénez, arropada por Belén Rodríguez

GTRES

A pesar de ser alérgico a compartir los detalles más personales de su vida, Kiko Hernández ha vivido la enfermedad de Mila con un enorme dolor. Grandísimo amigo de la colaboradora, con la que tantas tardes de risas ha compartido en ‘Sálvame’, ha querido estar ahí para sacarle una sonrisa cuando más lo necesitaba. Como cuando sus hijas le dijeron que si estaba malita, ellas le pondrían un poco de purpurina para que se le pasara. La ocurrencia de las pequeñas llegó al corazón de Ximénez, que lo recordaba con una enorme ternura.

Artículo recomendado

Mila Ximénez, la historia de una gran luchadora

Mila Ximénez, la historia de una gran luchadora

Por ella, los amigos de la periodista vencieron hasta sus peores miedos para no dejarla sola ni un solo segundo. María Patiño, tras un primer momento de shock inicial y de miedo por la enfermedad, se convirtió en una compañera fiel que incluso la acompañaba a sus sesiones de tratamiento. Algo que también hicieron Belén Rodríguez, Raúl Prieto o Belén Esteban. Mila, para ellos, era una prioridad absoluta y que esta se sintiera perfectamente arropada mientras hacia frente a un trance semejante era un asunto preferente. Era su manera de devolverle, en parte, todo lo que ella había hecho por ellos.

Hoy hay dos familias rotas. La de sangre por la que Mila Ximénez se desvivió, y la que ella se fabricó, sus amigos más cercanos para los que la periodista fue su estrella polar.

Mila Ximénez Y María Patiño

María Patiño, que se mostró en shock tras saber la noticia de su enfermedad, no dejó sola a Mila Ximénez

GTRES