Con el final de 'Supervivientes' Adara Molinero ha abandonado la casa en la que vivió su romance junto a Gianmarco Onestini para poner rumbo a su hogar en Palma de Mallorca, donde tendrá que poner orden a su vida familiar con Hugo Sierra. Un momento que la ganadora de 'GH VIP 7' temía pero que irremediablemente ha llegado. Adara ha compartido los detalles de su mudanza a través de stories, pero antes de viajar a Mallorca quiso tener un bonito detalle con el padre de su hijo (otro más).

Artículo relacionado

Así, el pasado fin de semana Adara y Hugo se reencontraron en el complejo de 'La Cigüeña'. El objetivo no era otro que Hugo Sierra se reencontrase con el pequeño de la casa, Martín, un tiempo en el que ella también aprovechó para disfrutar de la compañía de su madre, Elena.

Antonio David Flores, presente en el hotel en ese momento, fue testigo del reencuentro de la ex pareja y su bebé y ha dado todos los detalles este lunes en 'Sálvame'. "Hugo estuvo muy divertido y muy atento con su hijo", ha contado el padre de Rocío Flores, que ha asegurado que los ex, muy bien avenidos, pasearon juntos y charlaron distendidamente durante su encuentro. "Me llamó la atención que estuvieron caminando los dos hablando de sus cosas, me gustó su buena sintonía", ha contado el colaborador.

Hugo Sierra

Adara ya adelantó que su intención es que la paz reinara a partir de ahora con el padre de su hijo y Hugo, de la misma manera, confesó en Honduras que su deseo es tener buena relación con Adara dejando atrás todo el dolor.

Artículo relacionado

No se sabe qué les deparará el futuro y cómo será su separación, pero según Antonio David el primer contacto tras el reality no ha podido ser mejor. "Le llevó a su hijo y disfrutó de él", ha revelado el ex de Rocío Carrasco, que ha adelantado que, según lo que él vio y la buena sintonía de la ex pareja, no le extrañaría "nada", que Adara acabe fijando "de nuevo su residencia en Palma de Mallorca".

Adara vuelo
Instagram