Zumos naturales, sanos y deliciosos

Son la forma más sencilla de tomar las frutas y verduras crudas

Zumos naturales, sanos y delciosos

31 de diciembre de 2016, 11:20

Consumir zumos es una tradición muy antigua que ahora se ha puesto de moda. Esto es así por la necesidad de contrarrestar el abuso del consumo de alimentos poco nutritivos que favorecen la aparición de enfermedades degenerativas e inflamatorias. Se ha demostrado que las personas que consumen más frutas y verduras frescas y crudas tienen menos probabilidades de padecer estas enfermedades.

Mínimo, 5 raciones al día

Para beneficiarse de las propiedades de las frutas y verduras frescas es recomendable consumir cada día al menos 5 raciones de verduras y 3 de frutas, a ser posible crudas. Si en tu rutina diaria se te hace difícil cumplir estas expectativas, una manera fácil de consumir estas cantidades diarias consiste en añadir a la dieta zumos frescos, sobre todo de verduras. Así llegarás a la ración diaria necesaria. Y además darás un descanso al sistema digestivo porque no tendrá que digerir tanta fibra y conseguirás energía y vitalidad, ya que tus digestiones serán rápidas y ligeras.

Cómo hacer el zumo

Hay que aplastar o triturar los vegetales. Puedes hacerlo con una máquina que separe fibra y líquido. Hay diversos modelos: los extractores masticadores y los extractores centrifugadores con cuchilla. El primero tiene un sistema de rodillo que aplasta o 'mastica' los alimentos, sin calentarlos ni oxidarlos y conservando así intactas sus propiedades. El segundo tritura mediante corte centtrifugado a alta velocidad, por lo que tienen un efecto más oxidante en el zumo obtenido.

Cuándo tomarlo

Recién hecho, sea cual sea el extractor que utilices. Ten en cuenta que cuando se separa la fibra del agua biológica que contienen los alimentos, esta se oxida muy rápidamente, lo que reduce o acaba con sus propiedades. Lo que antes era antioxidante se vuelve oxidativo. En los batidos no ocurre lo mismo, pues al mantenerse la pulpa la oxidación es más lenta.

Sus beneficios

Depurativos. Los zumos naturales tienen un ligero efecto laxante. Son una ayuda para la depuración diaria matinal, que ocurre de forma natural desde las 4 de la madrugada hasta las 12 del mediodía.

Hidratantes. Aportan el agua biológica de los vegetales –rica en nutrientes y fitonutrientes– y ayudan a reponer los líquidos que se pierden durtante los procesos metabólicos.

Las mejores combinaciones

Son las más sencillas, aquellas en las que utilices 3 o 5 ingredientes, no más. Así se digieren y se asimilan mejor. A la hora de elegir los alimentos, prioriza los vegetales verdes por encima de las frutas. Y la fruta que pongas que sea poco dulce. De lo contrario, los zumos pueden subir demasiado rápido los niveles de azúcar en sangre.

Añade clorofila a los zumos. Lo conseguirás si añades hojas verdes tiernas –espinacas, lechuga, perejil, albahaca, menta...– o tallos como el apio. Alcalinizan y además también aportan carotenos y minerales como magnesio y hierro. También puedes añadir la piel de las frutas y verduras, muy rica en antioxidantes. Pero no la de los cítricos, ya que amarga.

Loading...