Rostro nutrido, rostro luminoso

Si quieres que la piel de tu rostro luzca radiante y aterciopelada, apunta estos consejos

Rostro nutrido, rostro luminoso

1 de diciembre de 2016, 12:50

Las bajas temperaturas hacen que el rostro pierda vitalidad porque con el frío los capilares sanguíneos se contraen y entonces es más difícil para los nutrientes llegar a la piel, con lo que la renovación celular se ralentiza. Con la cosmética adecuada puedes lograr que la microcirculación se reactive para que tu cara vuelva a resplandecer.

Tus aliados

Estos son los productos que no pueden faltarte ahora.

Exfoliantes. Son imprescindible para librar al rostro de las células muertas que le dan un aspecto gris y apagado. Es mejor que escojas un exfoliante biológico si tu piel es fina o sensible o está muy seca. Las enzimas de este tipo de exfoliantes (bromelaína, papaína) acaban con las células muertas de forma suave, sin producir rojeces. En cambio, los exfoliantes con microgránulos pueden resultar irritantes.

Cremas con hidroxiácidos. Es la versión en crema de los 'peelings' químicos que emplean los dermatólogos, y su acción es bastante profunda. Con ácidos (salicílico, láctico o glicólico) o derivados de la vitamina C, eliminan las capas superiores de la epidermis y dejan la piel lisa y renovada. Como pueden provocar rojeces, es mejor que las utilices por las noches.

Cremas energizantes... No solo hidratan, sino que además están formuladas con principios cosméticos que aportan energía a las células (azúcares, creatina) y estimulan la microcirculación (extractos de ginseng, ginkgo y té; y cafeína). Si además llevan ingredientes iluminadores (las hay con polvo de perlas y hasta con oro), el efecto 'buena cara' es inmediato.

Ampollas flash. Y hablando de inmediatez, este es también el principal rasgo de las ampollas flash que, desde su aplicación, logran un efecto 'planchado' de las arrugas que dura unas horas. Al estar más lisa, la piel refleja mejor la luz que recibe y se ve mucho más luminosa.

Despigmentantes. Imprescindibles si en el rostro hay manchas oscuras. Logran aclararlas, devolviendo a la cara un tono uniforme.

Un maquillaje 'mágico'

Por otro lado, los tres pilares básicos del maquillaje 'anti mala cara' son:

La base. Esencial para camuflar los poros dilatados, las rojeces y las manchas. Debe ser del mismo tono que tu piel pero mejor si tiene un matiz dorado: resulta muy favorecedor por su calidez.

El iluminador. Está formulado con pigmentos que reflectan la luz que impacta sobre ellos. Debes utilizar poco y solo en ciertos puntos: hueso de las cejas, lagrimal y justo sobre los pómulos.

Colorete. El más recomendable es el rosado, pues emula el rubor natural del rostro.

Loading...