Recupera la salud de tu pelo

Necesita unos cuidados para controlar los posibles daños tras el verano y prepararlo para la nueva estación

Recupera la salud de tu pelo

3 de septiembre de 2015, 08:44

No hay momento peor para el cabello que la vuelta del verano. El viento, el salitre, el cloro y, sobre todo, el sol han atacado a tu melena por todos los frentes: el tinte se habrá decolorado, el brillo sencillamente no existe, y el tacto... en raíces y medios es posible que se salve, pero a las puntas es muy probable que no les quede ni una gota de hidratación y estén secas.

A cada problema, su solución

Pelo frágil y quebradizo. Un “chute” de vitaminas en raíz y unos suplementos nutricionales pueden calmar lasituación. Si el problema persiste, lo mejor es acudir al dermatólogo.
Grueso y encrespado. Un champú hidratante y una mascarilla nutritiva harán la fibra más domable.
Color apagado. Volverá a la vida con un baño de color que contenga, además, aceites nutritivos.
Seco. Lo mejor es un tratamiento calmante o a base de aceites en la base del cuero cabelludo.
Graso. De manera natural, con la ausencia de sol, regresará a la normalidad. Ayúdale con champús específicos y mascarillas astringentes una vez a la semana.

Truco para tener un cabello hidratado

Puedes mejorar su estado pasando sobre la melena un peine empapado en aceite de almendras. Después envuelve la cabeza con una toalla seca y caliente. Al cabo de dos horas, lávate el pelo con champú y abundante agua mineral.

Cómo tener un cabello suave

Si te gusta lavarte el pelo cada día, usa de vez en cuando solo el acondicionador, verás cómo tu cabello gana suavidad y belleza. Para ello, aplícalo en el cuero cabelludo, haz un masaje por toda la cabeza (comprobarás que no hace espuma), déjalo reposar y acláralo con abundante agua tibia. Ten en cuenta que el suavizante contiene solo una pequeña proporción –aunque suficiente– de tensioactivos (agentes lavantes) que limpian el cabello con la máxima suavidad.

Cuando el daño es irreversible

Antes de pasar por las tijeras, hay un truco para saber si el daño sufrido es irreversible: toma un mechón de cabello y sujétalo por las puntas con los dedos. Con la otra mano, agarra el mechón 5 centímetros por encima y estira. Si el cabello está elástico, necesita urgentemente un corte.

 

Loading...