Gestos muy sencillos que te quitarán años

Porque la juventud es una actitud, estos consejos te ayudarán a disfrutarla más tiempo

Gestos muy sencillos que te quitarán años

Más Sobre...

Salud Belleza

2 de julio de 2017, 15:27

Que el paso del tiempo sea más o menos indulgente con nosotras depende en un porcentaje muy alto, según las últimas investigaciones, de factores externos. La genética solo influye en un 20%, una buena noticia porque pone en nuestras manos la capacidad de vivir más y mejor. Dieta equlibrada, ejercicio físico, relaciones sociales... A estas pautas antienvejecimiento, la experta en antiaging natural, Victoria Baras, añade otras: evitar el azúcar, principal enemigo del colágeno, cuidar la postura para que el organismo funcione al 100% o reconectarnos con la naturaleza. Otro consejo interesante nos lo ofrecen los habitantes de la isla japonesa de Okinawa, uno de los lugares donde se concentra una gran población de centenarios. Se trata del 'Hara Hachi-Bu', que se podría traducir como parar de comer antes de estar completamente satisfecho.

5 gestos para rejuvenecer tu rostro

1. Bosteza. Y hazlo sin vergüenza, además de sentirte mejor y relajar la mandíbula, te ayudará a tener un rostro bien definido. Cuando te surja un bostezo, no lo reprimas; es más, provócalo varias veces al día.
2. Sonríe. Cuando lo hagas, abre bien los ojos, estira el cuello y tensa todos los músculos del rostro. También puedes poner los labios como
si pronunciaras una 'o' de forma exagerada, luego la 'i' y, por último, la 'a'. Hazlo varias veces seguidas.
3. Parpadea. Abre los ojos ampliamente y ciérralos con fuerza. Descansarás la vista y combatirás los párpados caídos.
4. Sorpréndete. Colócate ante el espejo y abre por completo la boca, la nariz y los ojos, como si estuvieras muy sorprendida. Mantén esta expresión unos cinco segundos y relájala. Repite 5 veces.
5. Haz una pausa. Y tómate una infusión de tomillo, te aportará antioxidantes y te ayudará a eliminar toxinas.

Y para revitalizar piel y cabello...

Camina a ritmo rápido. El simple hecho de hacerlo unos 40 minutos diarios oxigena, tonifica, ayuda a eliminar toxinas y mejora el riego sanguíneo. Tus huesos pueden rejuvenecer hasta 4 años, pues se vuelven más resistentes. Y tu piel y el cuero cabelludo tampoco son ajenos a estos beneficios: la piel luce más tersa y joven, el pelo, más fuerte y sano. Además... Potencia la eficacia de ciertos cosméticos, como reafirmantes o anticelulíticos, aplicándotelos justo antes de la caminata. Al sudar, los poros se abren y la piel los absorbe mejor.
Combínalo con música. Esta estimula y distrae de la fatiga. Al escucharla, el organismo segrega endorfinas que mejoran tu ánimo. Elige canciones con ritmos regulares y alegres que marquen el paso.
Aprovecha la vitamina D del sol para subir el ánimo. El sol te garantiza un aporte de vitamina D (básica para los huesos y el corazón) y aumenta tu serotonoina, un neurotransmisor relacionado con el bienestar. Pero evítalo en las horas centrales del día. El momento más seguro es cuando tu sombra sea más larga que tu estatura, lo que indica que el sol está más bajo. Y utiliza siempre crema protectora para prevenir el fotoenvejecimiento.
Mantén una buena postura al caminar y, como indica el oncólogo David B. Angus, evitarás dolores de cuello y espalda, estreñimiento, mala circulación...Conviene caminar erguida, con la columna bien alineada, lo que repercutirá, también, en tu estado de ánimo. En palabras del doctor Angus, la postura adecuada hace que cualquier persona se sienta "más joven, más delgado y más seguro de sí mismo".
Y respira. Salir a caminar regularmente también mejora tu respiración ya que tonifica la musculatura que interviene en la función pulmonar. Si te oxigenas bien, te mantendrás más joven: aumentará tu vitalidad y tu piel ganará luminosidad.

Loading...