Cuida tu ojos y previene trastornos

No te confíes: que veas bien no siempre significa que tus ojos estén sanos, ya que muchos trastornos oculares no dan síntomas

Cuida tus ojos y previene trastornos

6 de octubre de 2015, 17:38

Es cierto que con la edad aumentan las posibilidades de tener algún trastorno ocular o, simplemente, perder algo de visión. Sin embargo, con la prevención adecuada es posible retrasar notablemente ese deterioro. Protege tu vista con los consejos más útiles.

  1. Protégete siempre de la radiación solar. El 65% de la población afirma preocuparse por proteger sus ojos de los rayos ultravioleta, según un estudio reciente, aunque pocos toman las debidas medidas. A menudo se desconoce que los peores momentos del día para la vista son el amanecer y el atardecer, ya que el sol está más bajo y sus rayos inciden de manera directa en los ojos. Tampoco solemos recordar que con nubes la radiación UV penetra igualmente. Usa gafas con filtro ultravioleta y registro CE para evitar el desarrollo de cataratas y patología macular. El color del cristal también importa: el tono marrón es el más aconsejable para los miopes, ya que sube el contraste y la profundidad de campo. El gris resulta adecuado para conducir porque es el que menos distorsiona los colores, y el verde, óptimo si se sufre hipermetropía, ayuda a ver con muy pocas alteraciones.
  2. Visita al oftalmólogo aunque creas ver bien. A partir de los 40 años, te conviene revisarte los ojos cada dos años aunque no padezcas ningún trastorno visual, ya que hay patologías que no dan síntomas hasta que ya están muy avanzadas, como el glaucoma. Y por supuesto, acude inmediatamente al oftalmólogo si detectas cualquier cambio en tu visión. Una prevención adecuada podría evitar numerosos trastornos oculares de diversa índole y hasta el 80% de las cegueras.
  3. Ojos secos: lejos de climatizadores. Si se te resecan con frecuencia los ojos, asegúrate de que el aire frío o caliente de los sistemas de climatización no vaya directo a ellos. Si notas sequedad, sobre todo cuando pasas mucho tiempo mirando fijo una pantalla, parpadear es importante, ya que si no lo haces, la película lagrimal se evapora y el ojo se seca. Aplicarte lágrimas artificiales puede mejorar el problema, aunque pregunta a tu oftalmólogo cuáles son las más adecuadas para ti.
  4. Retrasa el uso de gafas 'de cerca'. Si empiezas a notar que has de alejar los objetos para verlos bien seguramente se trata de presbicia (vista cansada). Pero no te apresures a comprar unas gafas bifocales o progresivas: es preferible retrasar ese momento todo lo que puedas, siempre que este trastorno no te produzca dolor de cabeza, al forzar la vista. Cuanto más  tiempo se continua usando la acomodación sin recurrir a lentes de cerca, mejor. Si no, el músculo ciliar se deja de utilizar, y se agudiza y acelera la presbicia.
  5. Evita frotarte los ojos enérgicamente. Si lo haces con frecuencia, puedes acabar desgarrando los músculos que elevan el párpado superior y provocan la caída del mismo. Los especialistas sostienen que este mal hábito ha de evitarse puesto que activa la degradación del colágeno ocular, lo que puede acarrear deformaciones de la córnea.
  6. Aprende a relajar tus ojos. Los músculos oculares se tensan al fijar la vista en un punto cercano (una pantalla, unos documentos...). Para rebajar esa tensión, mira a lo lejos cuando notes fatiga visual. Mantenerlos cerrados unos segundos también te ayudará a sentir alivio. Pestañea conscientemente, algo más lento de lo habitual, asegurándote que el párpado superior y el inferior se tocan, sobre todo si trabajas mucho frente al ordenador. "Dibuja" con la mirada un círculo grande hacia la derecha, descansa y hazlo hacia la izquierda. Puedes repetirlo un par de veces y acabar con un parpadeo rápido.
  7. Utiliza los colirios de forma correcta. Lávate las manos antes y después de aplicártelos y deséchalos como máximo a los 30 días de su apertura, independientemente de su fecha de caducidad y del tipo de tratamiento. Puede ser útil que anotes en la caja el día en que los has abierto. Guárdalos en un sitio fresco y sin luz, aunque no es necesario que sea en la nevera.
  8. Si hay antecedentes de glaucoma en tu familia... Esta patología tarda mucho en dar la cara y aunque es incurable, se puede tratar y frenar. Cuando avanza, la visión lateral falla y puede provocar una pérdida de visión parcial o total. La genética y los antecedentes familiares predisponen a desarrollar la enfermedad. La tensión intraocular (PIO) alta es el principal factor de riesgo, pero no es determinante. Los controles periódicos son la mejor prevención, sobre todo a partir de los 40 años.
  9. Usa maquillaje hipoalergénico. Sombras, máscaras y lápices para pintar los ojos pueden producir alergias, irritación o sequedad. Si son hipoalergénicos y de buena calidad evitarás estos problemas. Reemplaza los productos a menudo y no los compartas.

Loading...