La actriz recibió la Medalla de Oro de la Academia del Cine Español

Merecido homenaje a Ángela Molina

¿Y tú qué opinas?

24 de octubre de 2013, 17:00

Más de cuarenta años de profesión le han valido a Ángela Molina un merecidísimo y cálido homenaje por parte de la Academia del Cine Español. Emocionada, la actriz recibía el pasado miércoles la Medalla de Oro, en una velada que tuvo lugar en el Hotel Ritz de Madrid y en la que estuvo arropada por numerosos amigos y compañeros de profesión. Pero, sin duda, la persona más importante que la acompañó esa noche fue su hija Olivia, que ha seguido sus pasos en el mundo del cine y que, además, la convirtió en abuela hace poco más de un año, cuando nació la pequeña Vera, fruto de su relación con Sergio Mur. "Vera es el primer retoño de mis hijos, es mi primera nieta y es muy divertida. Te clava la mirada y, cuando ya sabe quién eres, tiene una sonrisa que ilumina el mundo", aseguraba feliz, teniendo una mención para la pequeña.

Familia de artistas

Hija de una saga de actores, también tenía palabras de recuerdo para sus padres: "son los pilares de donde yo vengo, son mi gloria y lo han dado todo por nosotros. Hemos sido su lucha y su felicidad y son sublimes para mi inspiración. Son mi norte y mi sur", decía emocionada. Y es que, habiendo nacido en esta familia, Ángela, esa mujer que debutó en el cine con solo 16 años de la mano de Luis Buñuel, no se ha planteado nunca ser otra cosa que actriz. "No me ha dado tiempo, porque empecé muy jovencita. Observando mi vida no sé dónde empieza y termina mi oficio, yo creo que siempre he sido como soy. He nacido ya trabajando", aseguraba.

En una noche tan especial, Ángela sintió el cariño de grandes compañeros de profesión que con los años se han convertido en buenos amigos, como Pilar Bardem, Sabier Elorriaga, Manuel Bandera, María Barranco, Emilio Gutiérrez-Caba o Ana Fernández, entre otros.

 

Temas Relacionados