De una infancia entre abusos al suicidio de su hermana y el cáncer de su madre

Las desgracias de Julia Roberts

¿Y tú qué opinas?

Julia Roberts
Gtres

27 de febrero de 2014, 12:06

La noche del 2 de marzo tendría que ser una velada alegre para ella.

Pero Julia Roberts no tiene demasiados motivos para ser feliz. Si la muerte de una hermana ya es algo doloroso, un suicidio es algo horrible. Y, que en su carta de despedida te culpe a ti de haber tomado esa decisión, devastador. La desaparición de Nancy Motes ha sacado a la luz la difícil relación que mantenían y el desprecio con el que Motes la acusa de haberla tratado. Llegó a pesar 136 kilos y su extrema obesidad la acompañó desde niña, agravando su falta de autoestima.

Las desgracias nunca vienen juntas, dicen. En el caso de Julia Roberts hay que sumar que su madre, Betty Lou, padece cáncer de pulmón, una grave dolencia que le fue diagnosticada en noviembre en una revisión rutinaria.

Pero la vida de Julia tiene dolorosos episodios en el pasado. Después de divorciarse de su padre, cuando ella tenía solo 4 años, su madre se volvió a casar con Michael Motes. Su nuevo padrastro era un hombre alcohólico que abusó de ella, de sus hermanos y de su madre. Siendo una adolescente huyó de casa para instarlarse primero en Nueva York y después en Hollywwod.

Fracasos amorosos

'Pretty Woman' le trajo el éxito, pero tras triunfar en la gran pantalla, a Julia se le cayó el peso de la fama encima. Encadenó una serie de fracasos amorosos y se retiró por un tiempo de la gran pantalla. Su primer novio fue el actor Liam Neeson, cuando ella tenía 19 años. Después llegó Dylan McDermott. Tres días antes de casarse con Kiefer Sutherland descubrió que él le era infiel y se fugó por despecho con un amigo del actor. Con Lyle Lovett se casó tras conocerle en un rodaje; duraron 21 meses. El penúltimo sería Benjamin Pratt, también actor. Y le estabilidad le llegó con su actual marido y padre de sus hijos, el cámara Danny Moder.

 

Más Sobre...
Temas Relacionados