Un taxista en la Corte

La Coronación de Letizia: la última aparición pública de su abuelo

Pese a su débil salud, no quiso perderse un momento tan importante para su nieta

Don Francisco durante la Coronación de la Reina Letizia

28 de julio de 2015, 13:16

Hay momentos que un abuelo vive henchido de emoción: la primera comunión de un nieto, su primer 'sobresaliente' en el cole, la graduación, su carrera universitaria, la boda, quizá la llegada de los bisnietos... todo son lugares comunes en la vida de cualquiera. Pero no todos los abuelos tienen la oportunidad de vivir en primera persona la coronación de una nieta como Reina. Don Francisco sí lo vio. Y el resto del país lo vimos con el.

Fue su última aparición pública: el 19 de junio de este año, en la Coronación de Felipe y Doña Letizia como Reyes de España después de la abdicación de Don Juan Carlos. Todos los ojos estaban puestos en Felipe VI, sí, pero su esposa también soportó sobre sus delgados hombros el escrutinio de toda la sociedad civil. ¿Cómo se sentiría don Francisco ante semejante momento de pompa y circunstancia y de tal relevancia en la vida de su nieta?

Los hijos de los reyes están preparados para estas situaciones, se les educa para ello,  pero las personas de calle no. Sin embargo los Rocasolano llevaban años preparándose para el momento y lo sobrellevaron con orgullo, buen hacer y la discreción que siempre les ha caracterizado. Los dos abuelos que le quedaban en vida a Letizia, don Francisco y Menchu Álverez, lo vieron todo desde la tribuna de invitados del Congreso de los diputados junto a Paloma Rocasolano, madre de la Reina. La asistencia de don Francisco no estuvo clara hasta el último momento debido a su frágil salud, pero no es una ocasión que un abuelo quiera perderse y allí estuvo.

No los acompañó, sin embargo, Telma Ortiz, la hermana de la hasta entonces Princesa de Asturias. Telma lleva años peleando por llevar una vida anónima al margen de la vida institucional de su hermana y, consecuente con esto, no asistió a la Coronación.

Don Francisco falleció en la madrugada del domingo a los 98 años de edad.  Su simpatía y amabilidad, que le llevaron incluso a dejarse entrevistar para los medios, hará que sea recordado por todos con cariño.

 

 

Noticias relacionadas

Loading...