ENTREVISTA

Hiba Abouk: "Estoy estrictamente soltera"

¿Y tú qué opinas?

8 de septiembre de 2014, 15:03

“Estrictamente soltera”. Y lo subraya: “que quede bien claro”. Vestida de novia, de guipur y encaje blanco para la Sposa, las palabras de Hiba Abouk suenan extrañas. Pero no se amilana en su afirmación. Se debe a un compromiso publicitario y, con esa frase tan categórica, niega tener algo que ver con el cantaor flamenco Nani de Córdoba, quien vivía un idilio con la hermana de Vicky Martín Berrocal, Rocío y amiga de la actriz. Así que, por ahora, sólo podremos verla pasar por la vicaría o en la publicidad o en el cine porque tampoco se muere de ganas por hacerlo en su vida real.

 

¡Qué guapa estás! ¿Cómo te sientes vestida de blanco?

Me siento muy bien. El blanco es un color que me favorece mucho y ¡oye! No me había vestido nunca de novia, pero mola ¿eh?

 

No me digas que te entran ganas de casarte...

Sí, claro... algún día me casaré, digo yo... Pero no, no lo sé.

 

¿Casarte no entraba en tus planes?

Ahora, más. Antes, nada. Pero últimamente se están casando mis amigas y estoy yendo a todas las bodas y, jo, son tan bonitas, y me emocionan tanto que, bueno, cada vez lo veo más cerca...

 

¿Boda convencional o algo más transgresor?

Yo sería más de casarme en la playa, o en el campo...

 

¿Y así? ¿De traje largo y velo?

Iría cómoda y mona. Con un vestido con el que llevo ahora, claro.

 

¿Te falta con quién casarte o eso también lo tenemos ya cubierto?

(risas) Estoy estrictamente soltera. Que quede claro.

 

Entonces, ¿lo que se ha publicado este verano sobre que mantenías una relación con...

Creo que con “estrictamente soltera” está todo perfectamente explicado.

 

Hablemos de hipótesis... ¿te gustaría que te pidieran en matrimonio?

Si te digo mi verdad, mi pensamiento no ha llegado a tanto. Es algo que tiene que surgir.

 

¿Cómo te gustaría que fuera ese 'Príncipe azul'?

Tiene que tener sentido del humor, bagaje, vida y sabiduría.

 

Pero ¿rubio o moreno, de ojos azules o castaños? Recuerdo que alguna otra vez me has dicho que los rubios lo tienen dificil contigo...

(risas) Y lo sigo diciendo. Prefiero moreno, pero tampoco tengo un prototipo

 

¿Y te tendría que pedir tu mano hincando la rodilla?

No sé, que me lo pida como quiera.

 

¿Te morirías de la vergüenza?

Sí y me moriría de amor.

 

¿Eres romántica?

Mucho.

 

¿Ser tan conocida te impide que situaciones como esa, como la de conocerte con un chico, se convierta en una misión imposible? ¿es un obstáculo¿

A la hora de vivir mi vida, no tengo ningún obstáculo y mucho menos, un agente externo como una cámara. Eso no puede condicionar tu vida.

 

Pero ¿la ha cambiado? ¿notas presión?

Yo intento vivir con normalidad mi día a día. Presión como tal, no. Presión sería si tuviera una enfermedad.

 

No te afecta entonces...

Me afecta, pero para bien. La fama es algo que va de la mano con el éxito de un trabajo pero no me tiene por qué cambiar, si te cambia, dejas de ser persona, de ser quién era. La gente me señala, me reconoce, pero sigo siendo la misma.

 

La misma pero más valorada... O codiciada.

Que se publiquen datos y datos sobre mí, sobre lo que cobro o no, lo respeto, que viva la libertad de expresión, que la gente diga lo que quiera y piense lo que le apetezca, pero si los datos son erróneos... ya que se da una información, que sea real por lo menos...

 

¿Sigues rodando 'El Príncipe'?

Sí. Llego tres mes y todavía nos queda hasta junio. Super a tope y super contentos. Nunca he leído unos guiones tan buenos.

 

Cuéntame algo del final...

No puedo. No me dejan (risas).

 

¿Vuelves a sufrir lo que no está escrito?

Mucho. Te puedo decir que la semana pasada rodé una secuencia de que la pensé que no salía viva. Estoy encantada. Es un sueño.

 

¿Tienes más sueños?

Muchos ¿no? Dar un final digno a la serie, a mi trabajo en él...

 

¿Más series como esta de protagonista...?

Por ejemplo... (risas)

 

¿Y cuando termine 'El Príncipe' qué?

Aún no tengo nada cerrado...

 

Pero ya se ha estrenado 'El Príncipe' en Italia, quién te dice a ti...

El viernes. Fue super guay. Pues, sí. Quién me dice a mí. Como hablo italiano, no me importaría trabajar en Italia. Lo veo como algo maravilloso.

 

Lo que te veo es más delgada...

¿Sí? Gracias si es un cumplido.

 

Lo es. ¿Es por tanto trabajo?

No, estoy muy tranquila. No estoy para nada estresada.

 

¿Dieta entonces?

No, no he hecho dieta. No sé hacer eso.