El ex torero habla sin tapujos de su relación con Pantoja

Fran Rivera: "Si me regalan Cantora, me vendo yo Cantora"

¿Y tú qué opinas?

Fran Rivera

13 de noviembre de 2014, 19:00

Por SILVIA TAULÉS

 

En una entrevista descarnada, sin filtros y sin tapujos, Fran Rivera cuenta cosas que nunca se habían oído. El primogénito de Paquirri y Carmina Ordóñez se sienta en un sofá Chester con Risto Mejide y habla sin cortapisas de cuestiones tan peliagudas como la herencia de su padre. "Isabel Pantoja se negó a darnos cosas de mi padre, ni siquiera un chaquetón". Así se despacha el ex torero, precisamente ahora, cuando la tonadillera vive uno de los peores momentos de su vida.

 

Acusada en la trama Malaya, sentenciada a dos años de cárcel que no ha podido evitar de manera alguna, Pantoja está en horas bajas. Por eso algunos han criticado que Rivera hable de ella en estos momentos. Pero la televisión tiene su magia y el programa es grabado, por lo que el oportunismo no es del ex torero sino de la cadena, Cuatro, que ha decidido emitir este programa (y no cualquier otro, que tiene más grabados) justo cuando Pantoja ingresaba en prisión. Oportunidad, cierto, pero también actualidad, base del periodismo, al fin y al cabo.

 

El que fuera marido de Eugenia Martínez de Irujo, se sienta en el sofá con ánimo de hablar y así lo hace durante más de media hora. Vaya si lo hace. Cuenta Rivera que la segunda mujer de su padre nunca buscó la concordia entre las dos familias. Que cuando Paquirri murió, no quiso darles nada. "No te hablo de grandes cosas, te hablo de una chaqueta, de una medalla, de un capote. Lo normal es que Isabel hubiera hecho tres montoncitos, uno para cada hijo, pero no le dio la gana".

 

Ante la actitud de la cantante, la madre de Francisco y su hermano Cayetano, Carmina Ordóñez, interpuso una demanda para que la herencia de Paquirri fuera repartida según manda la ley, a partes iguales entre hijos. Y la ganó. Así lo recuerda Rivera en 'Viajando con Chester'. Con todo, nunca llegó a percibir nada de lo que supuestamente tenía que haber heredado. "Justo al día siguiente de la sentencia, casualmente", dice el torero con una sonrisa irónica y llena de sospecha, "robaron en Cantora".

 

Casualidad extraña, comenta Rivera. Porque además asegura que en una ocasión fue a ver a la cantante para pedirle las cosas de su padre y que ella le prometió que se las daría. "¿Pero no las habían robado?", pregunta Mejide sorprendido. "Pues mira...", contesta Rivera encogiéndose de hombros.

 

La entrevista, que será emitida el domingo por la noche y de la que Lecturas.com solo ha podido ver algunos fragmentos, toca todos los palos de la vida del ex torero. No muestra ninguna compasión ante el ingreso en prisión de la que fuera mujer de su padre y hasta desprende cierto desprecio. Y cuando se le pregunta por la posibilidad de comprar Cantora, la finca que había sido de su padre y que heredó Pantoja (entre otras muchas cosas), el ex torero no duda en contestar: "¿Cantora? No compraría yo Cantora. Es más, si me regalan Cantora, me vendo yo Cantora".

 

@silviataules