Llevarán su cuerpo al tanatorio de Tres Cantos

Fallece el torero Sebastián Palomo Linares a los 69 años

Después de haber sido intervenido a corazón abierto el viernes pasado, entraba en coma irreversible tras sufrir un derrame cerebral

1 / 8

1 / 8

Su faena más difícil

2 / 8

Sebastián Palomo Linares. Fallece el diestro

3 / 8

Con Concha Azuara

4 / 8

Dos años sin hablarse

5 / 8

Relación rota. "Le han abandonado"

6 / 8

Con Marina Danko

7 / 8

Parte médico. Parte de defunción

Más Sobre...

Toreros Muertes y fallecimientos de famosos

24 de abril de 2017, 17:28

El torero Sebastián Palomo Linares ha fallecido a los 69 años de edad en el hospital Gregorio Marañón de Madrid. El diestro no ha podido superar el postoperatorio de la delicada operación a corazón abierto a la que se sometía el pasado viernes. El domingo sufría un derrame cerebral que le llevaba al coma irreversible. Durante las primeras horas del lunes se ponía en marcha el protocolo de trasplantes del hospital para la donación de sus órganos, y se le desconectaba de las máquinas, según informaba El Español. Los restos del torero han sido trasladados al tanatorio de Tres Cantos, donde se ha instalado la capilla ardiente.

La últimas horas de vida del diestro han estado llenas de incertidumbre. Diversos medios publicaban la noticia de que Palomo Linares había fallecido ya esta mañana de lunes, después de que la COPE confirmara la noticia. 13 TV, El País, y hasta 'El programa de AR' se contagiaban de la confusión. A la misma hora, los hijos desmentían la noticia desde CHANCE. Entre comunicados y desmentidos, en la habitación que ocupaba el diestro se preparaba todo para su desconexión y para trasladar su cuerpo al tanatorio. El rumor había empezado con un tuit prematuro de la Fundación Toro de Lidia.

Relacionado con esta noticia

El diestro estaba nervioso, pero esperanzado. "En peores plazas he toreado", confesaba a Paloma Barrientos en Vanitatis. La intervención, que consistió en un doble bypass, la sustitución de la válvula mitral y la reparación de la válvula tricúspide, le llevaba a vivir sus horas más delicadas y difíciles, según Vanitatis. Su corazón no arrancaba y seguía atado a la vida gracias a una máquina de circulación extracorpórea. Tampoco empeoraba su salud e incluso se barajaba la posibilidad de realizarle un trasplante, pero el derrame cerebral que sufría este domingo truncaba todas las esperanzas de vida del torero.

Su pareja, la magistrada Concha Azuara, a quien el arte y su amor por los toros les unió en noviembre de 2013, no se ha separado en ningún momento de él. Sebastián y Concha se llevaban 29 años de diferencia, pero eso no le impidió al diestro vivir su último gran amor junto a ella. La magistrada revelaba indignada el triste marco familiar en el que se iba apagando su vida en su habitación de hospital. Al parecer, el diestro no había conseguido arreglar su mala relación con sus tres hijos, fruto de su matrimonio con Marina Danko, con quienes no se hablaba desde hacía años. Palomo Linares llevaba dos años sin hablarse con Miguel y seis años con Sebastián y Andrés. "Ni han llamado ni se han interesado. Han abandonado a su padre", decía Concha antes de que el derrame cerebral haya acelerado la muerte del torero.

Loading...