maduró de muy niño

La dramática historia de Omar Suárez, reportero de ‘Sálvame’

Con ambos padres sordos, desde muy pequeño se encargó de ser el intérprete de ambos

1 / 8

1 / 8

IMG 9433. Omar, intérprete de excepción

2 / 8

IMG 9429. Sus padres son sordos

3 / 8

IMG 9436. La voz de sus padres

4 / 8

IMG 9432. Con naturalidad

5 / 8

CvDRlOtWcAAcOOv. Volcado con Carmen y Noemí

6 / 8

IMG 9443. Natalia le dice lo especial que es

7 / 8

CvDVxZWW8AAiALa. Carmen y Noemí con sus nuevos looks

Más Sobre...

Enfermedades de famosos Sálvame Cámbiame

19 de octubre de 2016, 11:44

Ayer en ‘Cámbiame’ descubrimos una faceta que hasta ahora no habíamos conocido de Omar Suárez, una de las caras más populares de ‘Sálvame’ gracias a sus intervenciones y reportajes. Este ‘reportero en apuros’ ha contado a Pelayo y los demás estilistas que tuvo que madurar desde muy pequeño pues se convirtió en el intérprete de sus padres, ambos sordos.

Relacionado con esta noticia

Desde los cuatro años yo era muchas veces la voz de mis padres" ha contado el periodista que ha servido como intérprete de Pelayo para sus ‘cambiadas’ Carmen y Noemí, una madre y una hija, ambas sordas, que deseaban dar un cambio de 180 grados no solo a sus looks sino también a sus vidas. “Mis padres son sordos desde pequeñitos. Mi padre se quedó sordo porque le dio una insolación y mi madre a causa de la meningitis y medicamento que tomó también se quedó sorda”. El reportero explicó de la manera más natural cómo había sido su infancia, en la que él muchas veces tenía que contar a la gente de su entorno cosas tan simples como “¿cuándo llamo al timbre de tu puerta cómo me abren?” y ha aclarado que en casa tenían un mecanismo que cuando alguien hacía sonar el timbre también se activaban las luces, así sabían que había alguien esperando en el rellano. “Son cositas que a la gente le gusta saber”, contaba risueño.

Carmen, la protagonista del cambio, sorda desde los tres meses de edad a a causa de unos antibióticos, además, había estudiado en el mismo colegio que los padres de Omar, ‘La Purísima’, lo que ha hecho que el reportero conectara mucho más con ella. También ha aclarado que de pequeña no fue feliz, pues todo su entorno era oyente. Además, su madre nunca aprendió a hablar lengua de signos, lo que ha dificultado mucho más las relaciones entre ellas. “Los profesores me dijeron que era mejo hablarle normal, así que nunca aprendí señas”, ha contado la madre de la protagonista.

“Yo he crecido con esto y para mí es habitual, llama más la atención desde fuera. Yo lo asumo porque he nacido en una familia de sordos y lo tengo asimilado perfectamente. Entonces yo no he vivido de manera diferente al resto de niños”, ha dicho Suárez ya en el plató de ‘Cámbiame’. Natalia le ha dicho que este motivo puede ser el que le haya hecho ser tan especial y expresivo, “ahí nace esa necesidad de comunicar y por eso lo haces tan bien”.

Noticias relacionadas

Te puede interesar...

Loading...