Todo sobre esta familia de artistas

¿De dónde ha salido el clan de los Molina?

¿Y tú qué opinas?

3 de noviembre de 2014, 14:55

Por EL HOMBRE CONFUSO

 

Agárrense que vienen curvas. Nos adentramos en uno de los clanes más numerosos del panorama social español. Una familia repleta de arte, de talento, de premios y sí, también de conflictos -como toda buena familia-. Si hasta ahora nos hemos entretenido con las Tablada y refinado con las Goyanes, hoy nos toca emocionarnos con los Molina. ¡Por fin, un clan dedicado a la interpretación en cuerpo y alma! Nos hemos acostumbrado tanto a los famosos instantáneos, esos que aparecen y desaparecen sin saber muy bien cómo, que ya casi hemos olvidado la existencia de celebrities que han alcanzado la popularidad gracias a su trabajo. Ni realities televisivos, ni noviazgos fugaces, ni photocalls improvisados, los Molina han llegado donde están por su tesón. Pero no adelantemos acontecimientos. Luces, cámara, ¡acción!

 

¿Quiénes son los Molina?

 

Los descendientes de una de las principales figuras de la canción española están siempre llamados a ser famosos. Pero de ahí a que, además, decidan continuar con la saga y, de paso, llevarla a otros campos, hay un gran paso. Esto último es lo que han conseguido los hijos y nietos del cantaor Antonio Molina. El mítico rey del falsete, el intérprete de clásicos atemporales como 'Soy minero', fue una estrella desde su juventud. Se codeó con los más grandes, lanzó decenas de éxitos, hizo sus pinitos en el cine y se trasformó en una leyenda. Junto a su mujer, Ángela Tejedor, tuvo ocho hijos, cinco de los cuales decidieron recoger su testigo y dedicarse al cine, a la música y al cante. Y claro, con tanto campo de acción, normal que acabaran formando uno de los clanes más exitosos de la historia.

 

¿Por qué son famosos?

 

Cuando el patriarca del clan Molina se encontraba, todavía, en lo más alto de la fama, la tercera de sus hijas decidió seguir sus pasos. Ángela debutó en el cine con 19 años y tres más tarde ya había trabajado con Buñuel en 'Ese oscuro objeto el deseo', la película que le reportó fama internacional y un prestigio que le dura a día de hoy. Luego fueron llegando Paula, que tuvo una carrera en el cine un tanto breve, Miguel, que pasará a la posteridad como 'Micky', Mónica, que prefirió la música tras probar en la interpretación, y Noel, que empezó su carrera produciendo y componiendo para su propia hermana. Una familia volcada en el arte y que, como no podía ser de otra forma, hizo las delicias de la crónica social. Romances, rumores, entrevistas y todo un tinglado perfecto para que el clan Molina continuara la estirpe de su progenitor. Y hasta día de hoy, que no es poco.

 

¿Qué miembros componen el clan?

 

Como hemos visto, el clan de los Molina es muy numeroso. Y eso que hemos tenido la precaución de dejar fuera a los consortes -que irían desde Lydia Bosch hasta José Coronado-, a los miembros no dedicados a temas artísticos y a los hijos y nietos que todavía no sabemos a qué van a querer dedicarse. Vamos, que si dentro de diez años volvemos a hacer un repaso del clan, igual nos plantamos en treinta o cuarenta miembros. Una locura.

 

Antonio Molina, el patriarca. Junto a otros grandes clásicos como Rafael Farina, Miguel de Molina o Juanito Valderrama, Antonio Molina es parte de la historia de España. Sus canciones, sus películas y sus espectáculos fueron éxitos instantáneos, su fama recorrió el mundo entero y su arte permanece en el inconsciente popular, por mucho que ahora nos decantemos por el reggaeton y los ritmos latinos. ¿Qué hubiesen hecho los programas de imitadores sin el 'Soy minero'?

 

Ángela Molina, la actriz en mayúsculas. A punto de cumplir los 60, Ángela Molina puede presumir de haberlo hecho casi todo. Desde trabajar con Buñuel o Almodovar, a ganar la Concha de plata del Festival de San Sebastián o la Medalla de Oro al mérito en las Bellas Artes. Pero además ha tenido tiempo para tener cinco hijos -el último a los 47-, grabar un par de discos y hacer diversas incursiones en el teatro. La vitalidad hecha actriz.

 

Paula Molina, la más desconocida. Siguiendo la estela de su hermana Ángela, Paula Molina también probó suerte en el cine. De hecho, debutó en la primera película del director Fernando Trueba, 'Opera prima'. Posteriormente se trasladó a Italia donde rodó un par de películas más, pero a finales de la década de los 80, y tras algunos papeles pequeños en 'Luces de bohemia' o 'La monja alférez', se retiró del cine.

 

Micky Molina, el seductor. Debajo de su fachada bohemia, Micky Molina esconde un verdadero conquistador, que ha conseguido tanta popularidad por su trabajo como por sus aventuras amorosas. Micky ha combinado el cine con el teatro y la televisión, ha sido pareja de Lydia Bosch -con la que tiene una hija- y ha retozado a la luz de las farolas con Ana Obregón, y todo sin despeinarse ni perder la galantería.

 

Mónica Molina, la cantante. Posiblemente, el primer recuerdo que tengan de Mónica Molina sea vestida de monja en la serie 'Hermanas', aunque previamente ya había rodado a las órdenes de Manuel Gutiérrez Aragón y Fernando Fernán Gómez. Pero el cine pronto se le quedó corto y decidió probar suerte en la música. Y acertó de pleno. Además, tiene una hija junto al actor José Coronado.

 

Noel Molina, el compositor. También podríamos haberle calificado como 'el hombre en la sombra'. Noel es el Molina menos visible públicamente. Inició su carrera como compositor y productor junto a su hermana Mónica, en el primer disco de ésta, titulado 'Tu despedida'. A partir de ese momento, la ha acompañado en casi todos sus lanzamientos musicales, combinándolo con producciones y composiciones para otros artistas y para la televisión. No hay que confundir a este Noel con Noel Molina, el hijo de José Antonio Molina, el mayor de los hermanos, que desgraciadamente falleció en 2005 víctima de un accidente de submarinismo.

 

Olivia Molina, la benjamina del clan. Hija mayor de Ángela Molina y del fotógrafo Hervé Tirmarche, ha heredado la belleza y el talento de su madre, y como manda la tradición del clan, decidió que quería ser actriz. Debutó en el cine con 20 años, pero alcanzó la popularidad gracias a la televisión. Allí conocí a su pareja, el actor Sergio Mur, con el que tiene una hija. Otro futuro miembro del nutrido clan.

 

¿Cuál es nuestro favorito?

 

Aunque tenemos mucha debilidad por Micky y su azarosa vida sentimental -y su estupenda vertiente profesional-, debemos inclinarnos por Ángela. Una mujer todoterreno, una actriz brillante, sincera y arriesgada, un ejemplo de madurez con dignidad, una belleza racial y un talento desbordante. Sí, parecemos un conocido presentador haciendo gala de su verborrea para alabar a los artistas, pero con Ángela Molina sólo se nos ocurren cosas buenas. A lo largo de una trayectoria impecable nos ha demostrar que aquí lo que cuenta es trabajar y ser humilde. Y si hemos conseguido aprenderlo, ya habremos hecho mucho. Ay, ¡qué difícil lo tiene Olivia para medirse con su madre!