Destrozada

Cari Lapique, rodeada de sus amigos de la ‘jet’ en la misa funeral de su madre

Caritina Fernández de Liencres falleció hace una semana

1 / 7

1 / 7

gtres u290805 024. Marina Castaño

2 / 7

gtres u290805 031. Jaime de Marichalar

3 / 7

gtres u290805 029. Isabel Preysler y Tamara Falcó

4 / 7

gtres u290805 032. Cari Lapique

5 / 7

gtres u290805 008. Nuria González y Fernando Fernández Tapias

6 / 7

gtres u290805 020. Nati Abascal

Más Sobre...

Entierros de famosos

22 de septiembre de 2015, 11:43

Caritina Fernández de Liencres tenía 84 años y unas ganas de vivir impropias para alguien de su edad. Han dicho de ella sus nietas y su hija que fue una mujer maravillosa, con un sentido del humor desbordante y una gran fuerza. La ‘bisa’, como la llamaban, falleció el jueves pasado, día 17, en un hospital de Marbella donde llevaba varios días ingresada. Fue enterrada en el cementerio de San Isidro (Madrid). Tras su marcha, dejó tras de sí a una familia sumida en el dolor más profundo. El lunes 21 se celebró en Madrid, en la iglesia del Espíritu Santo una misa funeral por su memoria a la que acudieron algunas de las amistades más íntimas y VIPS de la familia.

Hasta el templo se acercaron Isabel Preysler, acompañada por su hija Tamara. Las dos llegaban en coche y, con el rostro serio, encaminaban sus pasos hasta el interior, donde aguardaba la hija de la fallecida, aún deshecha. Cari vestía luto riguroso, al igual que Nuria González y las nietas de Caritina. Además de las Preysler, otros amigos de toda la vida también quisieron darle un fuerte abrazo a la familia. Nati Abascal llegaba sola, concentrada en sus pensamientos, al igual que Marina Castaño y Jaime de Marichalar, que no tuvieron declaraciones para la prensa, pero imaginamos que sí para la familia, que esperarían sus palabras de aliento en un momento tan complicado como el que atraviesan.

La muerte de Caritina no solo ha sumido a su hija Cari en un enorme dolor, sino también al resto de sus hijos. La ‘bisa’ tenía otros tres hijos, Manuel, Myriam y Pedro. La matriarca del clan estaba muy unida a sus hijos, especialmente a Cari, con la que tenía una conexión singular.

Noticias relacionadas

Loading...