Tras once años de relación la soprano y el jinete han iniciado los trámites de divorcio

Ainhoa Arteta y Jesús Garmendia ponen fin a su matrimonio

"Es un momento difícil para ambos", ha confesado Jesús en las únicas declaraciones que se han producido sobre la ruptura

Ainhoa Arteta y Jesús Garmendia

Más Sobre...

Separaciones Cantantes famosos Matrimonios famosos

28 de julio de 2016, 11:12

Este verano no solo va a ser recordado por escándalos sexuales varios, sino también por rupturas inesperadas. A la de Lady Gaga, Elena Ballesteros y Dani Mateo, y Athina Onassis y Doda Miranda, desgraciadamente, debemos añadir una nueva a la lista: la de la soprano Ainhoa Arteta y el jinete Jesús Garmendia. Justamente, la nueva expareja son muy amigos de Athina, debido a su vinculación con el mundo de la hípica, y cuyo matrimonio extinto ha durado el mismo tiempo: once años.

Relacionado con esta noticia

La pareja, después de llevar semanas separados han decidido poner punto y final a su unión, que se inició en 2005. No se han dado a conocer las causas de la ruptura, pero el proceso de divorcio ya está en marcha y en manos de sus abogados. Ainhoa y Jesús, se casaron en secreto y en la más estricta intimidad en 2013, en Fuenterrabia, tres años después del nacimiento de su único hijo en común, Iker. Arteta aportaba al matrimonio una hija, Sarah, fruto de su unión anterior con el cantante de ópera, Dwayne Croft.

Para una romántica empedernida como Ainhoa, este tercer fracaso matrimonial puede llegar a ser un golpe devastador. "Soy tremendamente romántica", confesaba hace tiempo, "la vida sin amor no es posible. Si falta, entonces pasan cosas horribles". No es de extrañar que, una mujer tan visceral y con las emociones tan a flor de piel como es Ainhoa, como la describe su círculo íntimo, lo pasara tan mal con su ruptura con Croft, con quien formaba el tándem perfecto de la lírica mundial. Un divorcio que la dejó tocadísima y que repercutió negativamente en su carrera profesional durante un intervalo importante de tiempo. Hasta que apareció el jinete, quien con su discreción y amor, le dio la estabilidad que necesitaba la soprano. Teniendo en cuenta su carácter y este triste episodio con Croft, existe cierta preocupación por cómo se tomará Arteta la separación con Garmendia. De momento, pasará el duro trance sobre los escenarios, pues le espera un verano y un inicio de otoño lleno de galas. Por sus hijos, quienes junto a su familia, la están apoyando y mimando en estos difíciles momentos, y por el amor a su profesión, a la cantante de ópera no le queda otra vía que afrontar esta nueva soltería con fortaleza, energía y ánimo. Según asegura las personas próximas a la guipuzcoana, "se encuentra bien y está tranquila".

Por su parte, Jesús, un hombre que siempre ha destacado por su discreción y por mantenerse alejado de los focos, está también devastado, aunque ha sido el único que, de momento, ha hecho declaraciones. El campeón de España de Salto, que se encuentra entrenando fuera del país, ha declarado a ABC, que "es un momento difícil para ambos y por respeto a ella y a mi hijo no voy a hablar".

Noticias relacionadas

Te puede interesar...

Loading...