Bien por espectaculares, bien por terroríficos

15 looks de los Grammys que no pasaron desapercibidos

¿Y tú qué opinas?

9 de febrero de 2015, 10:31

 Por CONCHI ÁLVAREZ DE CIENFUEGOS

 

En unos premios musicales como los Grammy tan sólo importa una cosa: dar que hablar. Esta máxima la tienen bien aprendida las artistas y arriesgan con todo lo que se les ponga por delante: vestidos, accesorios y peinado. Todo sea por resultar una de las más llamativas de la noche.

 

Este año hay duelo en la cumbre. Dos mujeres con dos carrerones musicales a punto de sacar nuevo disco y con ganas de que se hable de ellas. Una es Madonna, a la que ahora le toca abrazar el look ‘matador’ como promoción de la primera canción de su nuevo trabajo, ‘Rebel Heart’. A través de la red social Snapchat ya se pudo disfrutar de un adelanto del primer single, Living for Love, y ahora toca seguir alimentando a la bestia (del marketing) con numeritos como el que garantizó en la alfombra roja de los Grammy. Y si para que todo el mundo se compre su nuevo disco ella se tiene que pasear por la alfombra roja enseñando el trasero, ella, que es una gran profesional, así lo hace. Qué sacrificada.

 

Y la otra mujer que más boquiabierto dejó al personal fue Rihanna. Si Madonna enseñaba cacha sin pudor, la de Barbados hizo radicalmente lo contrario. Como si fuera una de aquellas muñecas de nuestra infancia que se transformaban en magdalenas de diferentes olores, Rihanna llegaba a la alfombra roja con un vestido con más capas de tul que el más elegante modelito de Escarlata O’Hara. Una creación en salmón que ni pretendía ser favorecedora ni estilosa, sólo deseaba que al día siguiente el mundo entero estuviera hablando de ella, y ya, de paso, recordando que este año le toca sacar disco. Muy hábil, Rihanna, muy hábil.

 

También las hay que prefieren vestirse sencillas y que todo el peso del look recaiga en el peinado, tal es el caso de la rapera Iggy Azalea. La australiana iba mona, pero bastante aburrida, así que se las ingenió para ser una de las garantizadoras de ‘memes’ mayores de la noche. ¿Cómo? Apostando por la clásica trenza nido que gusta mucho entre las famosas, y que en casa gusta más por la cantidad de bromas que se pueden hacer a su costa.

 

Entre las más acertadas una Katy Perry con pelo lila y vestido de cóctel joya, Beyoncé increíblemente sexy, Meghan Trainor apostando por las transparencias o Taylor Swift con doble falda.

 

No te pierdas nuestra galería y dinos quién ha sido para ti la mejor y la peor.

 

Temas Relacionados